WhatsApp: cómo poner un sonido a cada grupo para identificar mensajes sin desbloquear el teléfono

Esta opción de personalización ayuda a evitar distracciones y evita chequear constantemente la pantalla del celular.

Te mostramos una forma para identificar los mensajes entrantes de WhatsApp sin tener que desbloquear el smartphone

Los usuarios de WhatsApp chequean en promedio 23 veces al día los mensajes en la app, según recoge esta entrada con muchas estadísticas jugosas relacionadas al mensajero de Facebook.

Si tu promedio diario es muy superior a ese número, acaso pueda ayudarte una opción presente en el panel de configuración de la aplicación, que no muchas veces es aprovechado. Se trata de la personalización de las notificaciones.

La idea tan simple como efectiva: elegir un tono (sonido) diferente para los grupos más activos de tu WhatsApp. De esta forma podrás identificar cuando, por ejemplo, llega un mensaje de tus compañeros de trabajo o del grupo familiar. Eso, sin la necesidad de chequear la pantalla.

Como veremos a continuación, también es posible hacerlo en los chats “mano a mano”. Sin embargo, recomendamos usar esta opción para pocos contactos.

Paso a paso
Esta personalización es sencilla. Dentro de alguno de los grupos, al tocar los tres puntos que están arriba a la derecha tenés que buscar “Info. del Grupo” y después “Notificaciones personalizadas”. El siguiente paso es tildar la opción que aparece al tope; entonces podés escoger un tono específico y determinar otras variables, como la vibración o el tipo de notificación.

Como decíamos anteriormente, también podés realizar esos pasos dentro de un chat de a dos. En ese caso hay que ir a los tres puntos, después a “Info. del Contacto” y finalmente a “Notificaciones personalizadas”.

La recomendación es no elegir un tono diferente para cada uno de tus grupos y contactos, sino en los más frecuentes.

La idea es que tu oído se acostumbre a determinados tonos, para identificarlos con los remitentes. Por eso, si tenés 30 sonidos diferentes es posible que ni siquiera lo relaciones con la persona o grupo al que fue asignado.