Una sonda israelí se estrelló antes de llegar a la Luna: las únicas imágenes que pudo sacar

El módulo espacial Beresheet no consiguió alunizar por problemas técnicos.

El módulo espacial israelí Beresheet no consiguió aterrizar este jueves en la Luna por problemas técnicos, tras semanas de ruta por el espacio para cumplir con su misión.

El proceso de aterrizaje quedó abortado cuando estaba previsto que la aeronave llegara a la superficie lunar, según se retransmitió en directo a través de un canal de YouTube habilitado por los promotores del proyecto, la entidad privada SpaceIl y el grupo estatal Industria Aeroespacial de Israel (IAI), según la agencia EFE.

Tras comenzar su maniobra final de aterrizaje a las 22:10 hora local, la aeronave no tripulada, de 585 kilos de peso y 1,5 metros, que costó alrededor de 100 millones de dólares, inició un proceso calificado por los ingenieros de la IAI como “un camino de no retorno”, pero perdió su motor principal, se encaminó hacia un descenso incontrolado y no consiguió aterrizar.

Los ingenieros de la IAI, que controlaban y contemplaban el proceso de aterrizaje desde su base en Yehud (centro de Israel), comunicaron que la operación había fracasado, ante un público expectante.