Una familia de cuatro integrantes necesitó $67.576,66 para no ser pobre en julio

Este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) compartió los datos de julio de la canasta básica total, que es la que mide la pobreza en el país. Por persona llegó a $21.869 mensuales, lo que significó un alza de 1,6% en ese mes y, de esta manera, una familia de cuatro integrantes necesitó $67.577 para no caer debajo de la línea de pobreza.

 

Por su parte, la canasta básica alimentaria, que determina la línea de indigencia, ascendió a $9.386 por persona, registrando un alza de 2,1% en julio. Por lo que una familia tipo requirió $29.003 para no ser indigente.

 

El aumento de las canastas fue inferior al de la inflación de julio, que fue del 3% y del rubro de alimentos, que alcanzó el 3,4%. En el acumulado, la canasta total aumentó 24,7% y la alimentaria, 27,9% en los primeros siete meses del año, y ambas  fueron inferiores al índice de precios al consumidor, que sumó 29,1% en el mismo período.