Un gendarme le disparó a un policía, huyó y atropelló una embarazada que iba en moto

Ocurrió en Entre Ríos. El oficial tiene 23 años y protagonizó distintos accidentes de tránsito mientras escapaba. Fue detenido tras chocar contra un hormigón.

El gendarme protagonizó distintos accidentes de tránsito y finalizó la fuga cuando chocó contra restos de hormigón.

Un oficial de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) fue detenido en Entre Ríos tras protagonizar una persecución, chocar contra una moto en la que circulaba una mujer embarazada y su pareja, y disparar contra los policías que llegaron a apresarlo, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer en la ciudad de Federal, en el norte entrerriano, cuando fue detenido el joven de 23 años que se desempeña como oficial sub alférez de esa fuerza nacional.

Fuentes de la investigación aseguraron que todo comenzó cuando un llamado al teléfono de emergencias policial alertó sobre gritos que provenían de una vivienda, por lo que un móvil de la comisaría local se dirigió al lugar.

Al llegar, los policías observaron dentro de la casa a un hombre que se encontraba “fuera de si” y que salió al exterior para efectuar unos disparos al aire.

Al intentar detenerlo, el hombre se subió a su vehículo y huyó por diferentes calles de la ciudad, colisionó una moto con una mujer embarazada y su marido, continuó escapando hasta que efectuó al menos dos disparos a los policías motorizados.

Minutos más tarde, protagonizó distintos accidentes de tránsito sobre la avenida Perón y finalizó la fuga cuando chocó contra restos de hormigón que había en la calle 25 de Mayo.

El gendarme protagonizó distintos accidentes de tránsito y finalizó la fuga cuando chocó contra restos de hormigón.

Al momento de ser detenido, el hombre llevaba colocado el chaleco de Gendarmería y estaba con el arma reglamentaria de 9 milímetros “lista para disparar” y una “cantidad importante de cartuchos del mismo calibre”, explicó la Policía.

En tanto, la fiscal de turno, Susana Iruzun, ordenó el secuestro del automóvil, y se le realizó al detenido el dermotest y un allanamiento y registro domiciliario en su departamento.

El joven, que en un principio fue trasladado al hospital local, permanece detenido en la Jefatura de Policía de Federal.

Por su parte, uno de los policías efectuó una denuncia judicial por amenazas del detenido.