Tras un duro cruce entre Esmeralda Mitre y Gerardo Romano, Involucrados se quedó sin invitados

Excusándose en no querer compartir el piso del programa con una persona a la que considera “negacionista”, el actor abandonó el piso. Enojada por no sentirse defendida, la actriz decidió hacer lo mismo

Esmeralda Mitre y Gerardo Romano se encontraron en el piso de América, ambos como invitados al ciclo matutino Involucrados, con el objetivo de analizaron lo que que dejó el segundo debate presidencial, a menos de una semana de las elecciones generales del 27 de octubre. Sin embargo, todo terminó en escándalo.

Mientras Esmeralda se quejaba porque no le daban la oportunidad de expresar sus opiniones, Romano, que pensó que el enojo de la actriz era con él, la tildó de “negacionista” y se retiró del piso.

En medio del enfrentamiento, la actriz lanzó una bomba: “Cuando daba clases de teatro y quería salir conmigo no decía eso”. Y aclaró: “Yo de negacionista no tengo nada. Mi ex marido lo dijo, no yo”.

Y cuando el actor ya no estaba en el estudio la artista profundizó: “En qué quedamos, ¿tiene buena onda conmigo o soy una negacionista? Fui a saludarlo con buena educación pero él es un maleducado conmigo. Si quieren avalar la mala educación, avalenlá”.

Así fue como ambos invitados terminaron abandonando el programa, ante la mirada atónita de las conductoras Débora Plager y Pía Show que, pese a que intentaron poner paños fríos a la situación, no lo lograron.