TRAS LAS CRITICAS; Santiago del Moro le respondió duramente a Julián Weich

El animador disparó contra el ciclo “¿Quién quiere ser millonario?” y ahora las críticas recayeron sobre él

contra el ciclo de Telefe, ¿Quién quiere ser millonario? 

En una entrevista con el ciclo radial Por si las moscas, Weich expresó: “Me parece que todo tiene que ver con la búsqueda del rating, y lo hacen de la manera más rápida, barata e inmediata. No me pongas algo que me da vergüenza ajena… Fijate lo que pasa con ¿Quién quiere ser millonario?, eligen participantes con historias al borde de… Pará, pará, no hace falta. Está buenísimo que vaya una persona que trabaja en el CONICET para que tenga un reconocimiento y todos se enteren de lo que pasa, pero está muy digitado todo”.

En este marco, las cámaras de Involucrados encontraron a Del Moro quien manifestó sus sensaciones ante estas declaraciones: “Mi única respuesta siempre es el trabajo y contesto así, trabajando todos los días. El programa está para que la gente participe, charle conmigo y gane mucha plata. Hago un programa que me encanta, estoy con la gente y nos va bárbaro. Este programa es un poco de luz y aire fresco en un momento muy difícil”. Y respecto a las palabras del animador señaló: “Me molestaría si fuera así, pero como no es así no me lo puedo tomar en serio. No voy a hablar de eso, no me interesa. Pongo mi energía en trabajar y en cosas positivas”.

Además, en tanto a las historias de las personas que participan del ciclo que se emite por Telefe, contestó: “No importa si venden o no venden. Son casos de la vida, como vos contarías tu historia si vinieras a jugar. Son las historias de los participantes. Buscarle algo negativo o malo habla de quien lo dice, no de lo que es el programa en sí”.

Por su parte, Gonzalo Costa, quien trabaja con el conductor en su programa de radio en La 100, se manifestó en duros términos contra Weich: “Lo que me gusta de mi trabajo y el de Lizy Tagliani es que nosotras visibilizamos en la televisión que nuestra condición no nos ha impedido ser queridas y triunfadoras y un montón de cosas divinas. Se lucra en la televisión, en la radio y en las revistas, en todos lados, porque son medios de comunicación y miden el rating. Julián Weich es como los actores que hacen televisión y no ven televisión, o los actores que por lo general son de poca monta y dicen: ‘No veo tu programa pero de casualidad pasé'”.

Y concluyó de manera terminante: “Es una estupidez lo que dijo, en el sentido de que todas las historias emergen, y a mí, como espectadora de ¿Quién quiere ser millonario?, cuando Santiago dice ‘cuál es tu sueño’ y contestan ‘quiero viajar a Nueva York’, no… Yo quiero que gane el mecánico que no tiene laburo. ¿Desde qué lugar moral alguien puede criticar a una científica que va a usar la plata para hacer investigaciones para curar el cáncer? La gente la está pasando mal y necesita visibilizar sus conflictos. Más Julián, que hizo siempre programas de concurso. No es que hacía programas de científicos…”.