Tornquist volvió a movilizarse para pedir la legalización del cultivo medicinal del cannabis

En la marcha autoconvocada participaron pacientes con cáncer, parkinson y fibromialgia y otras patologías. Reclamaron la liberación de los dos concejales.

Una importante cantidad de vecinos se autoconvocaron anoche en el centro de Tornquist para reclamar por la legalización del cultivo y uso medicinal del cannabis, luego de los allanamientos realizados días atrás por la justicia en domicilios particulares y en la agencia del INTA de esa localidad.

En medio de la movilización, el público también reclamó la liberación del titular de dicha agencia, Federico Labarthe, y del concejal Cristian Raising, ambos detenidos durante el procedimiento del miércoles que encabezó el fiscal Mauricio del Cero.

La gente, reunida en la avenida principal de la ciudad, marchó por las calles aplaudiendo y portando carteles que exigían a los funcionarios nacionales la necesidad de que se legisle en favor del cultivo y la utilización medicinal del aceite de cannabis para aquellos pacientes que necesitan el producto para mejorar su calidad de vida.

“Sin plantas no hay medicina”, “Autocultivo mata narcotráfico” y “Cultivar para la salud no te vuelve delincuente”, fueron algunos de los carteles exhibidos durante la marcha.

Varios testimonios se escucharon durante el desarrollo de la marcha, donde pacientes con cáncer, parkinson y fibromialgia, entre otras patologías, aseguraron con lágrimas en sus ojos que el aceite de cannabis (bajo prescripción médica) les cambio la vida y les permite seguir con sus tratamientos.

En el mismo marco trascendió que el matrimonio detenido junto a los concejales (uno de los integrantes de esa pareja usa el aceite de cannabis) había recuperado la libertad, lo cual generó un aplauso generalizado y espontáneo.

“La detención fue arbitraria”

La defensora oficial Fabiana Vaninni consideró que el arresto del Omar Navas y su mujer, durante el allanamiento realizado el miércoles pasado en su vivienda, resultó arbitrario y se podría haber evitado.

“El procedimiento inicial fue ordenado por la doctora (Marisa) Promé, que es la titular del Juzgado de Garantías Nº 4, por las plantas que ellos cultivaban. A partir de ese allanamiento, que desde el punto de vista formal no es ilegal, entendemos con todo este trasfondo que las detenciones son arbitrarias e ilegales”, sostuvo la letrada en el marco de una conferencia de prensa realizada en la sede de la Defensoría Oficial.

En la misma estuvieron presentes miembros de la Red de Profesionales para el Estudio de Cannabis, algunos de los cuales mencionaron que desde hace un tiempo se encuentran trabajando en Tornquist con un centenar de personas (entre ellas el matrimonio imputado) que tratan diversas dolencias mediante la utilización del aceite que se elabora a partir de esa planta.

“Quiero destacar especialmente que Teresa y Omar declararon, dijeron que habían formado parte de la Asociación Bahiense de Cannabis, que tenían que pagar una cuota y que desde la misma asociación les habían dicho que tenían que cultivar, porque venían una vez por mes y les daban un frasquito muy chico que no les alcanzaba. A partir de ellos comienzan a cultivar, aunque no tenían buenos resultados, porque requiere de muchos cuidados, entonces tanto Cristian (Raising) como Federico (Labarthe) fueron quienes los ayudaron a ellos y a otra gente a cultivarlas y cuidarlas para poder hacer el aceite, en una suerte de red solidaria”, agregó Vaninni.

Siguió diciendo que “las plantas que se secuestraron en la casa de Teresa y Omar no eran para ellos solos, sino para todo este grupo”.

Cabe recordar que el matrimonio se encuentra imputado del delito de tenencia simple de estupefacientes y anoche, luego de declarar ante el fiscal Del Cero, recuperaron la libertad.

El representante del Ministerio Público decidió no solicitar a la justicia de Garantias la conversión de la aprehensión en detención, aunque la causa se sigue instruyendo.

“El allanamiento es legal, lo que podemos cuestionar es la aprehensión y el día y medio que estuvieron en calidad de aprehendidos. Esto podría haberse solucionado de otra forma, sin aprehenderlos y luego, si el fiscal constataba la existencia de un delito, llamarlos a declarar como imputados”, finalizó Vaninni.

FUENTE: LA NUEVA