(SAAVEDRA); Siguen las irregularidades: el Servicio Local de la Niñez se excedió en sus atribuciones y facultades

El avasallamiento sin control del equipo interdisciplinario del Servicio Local de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) del partido de Saavedra, con sede en la ciudad cabecera ya no tiene límites, creyéndose sus integrantes ser jueces, fiscales y capaces de todo.

En la noche del jueves 15 de agosto debieron familiares intervenir “in situ”, previo aviso a las autoridades policiales de Saavedra del abandono sufrido por los menores que estuvieron ocho días solos, sin el cuidado de su madre- que presuntamente – se había ido a otra provincia, donde residiría su novio.

Un tío de los menores se comunicó al Servicio Local para informar de lo sucedido (lo atendió Belén Fariña) la que respondió saber de la situación que más arriba describimos ¿Cómo es posible que no se haga un seguimiento de las condiciones en las que viven? .

Pasaron ya seis meses de la denuncia contra el ex  director de Ciudad Noticias. Y no se preocupan por seguir esas empleadas municipales con título profesional el estado de salud de los mismos, si se alimentan, se van al colegio y cuestiones mínimas que son necesarias a evaluar, mientras al padre, con una mentira aberrante lo mantienen  alejado de sus hijos, pero confiado que pronto la Justicia le dará la razón y así una vez demostrado –seguramente- accionará en consecuencia.

Pasamos a contar las razones de suponer que el Servicio Local mantiene al menos en este caso, serias irregularidades, aquellas mismas que el ex director de (CN), denunció cuando se llevaron por varias horas a la menor de 15 años sin que su madre sepa dónde estaba la misma.

En la noche del jueves 15, por más de una hora un tío de los nenes y el abuelo, debieron esperar en la casa donde solo estaba el niño, mientras su hermana en altas horas de la noche se hallaba en otro lugar. Ese tiempo es el que tardó el Servicio Local, las que luego se llevaron autoritariamente a los niños sin haber consultado al abuelo y tío que estaban en ese inmueble, si podían llevarlos hasta Pigüé. ¿Cuál razón tienen esas profesionales para omitir el derecho de los familiares de al menos ofrecerles el cuidado de los menores hasta regreso de la madre?. Son las mismas maniobras manipuladoras, al margen del protocolo y falta de objetividad para una solución acorde al caso.

Eran más de las 23, cuando ambos fueron arrebatados de los ojos de su tío y abuelo para “resguardarlos” en el Hogar Convivencial de Pigüé.

¿Qué juez dio esa autorización? ¿a qué autoridad consultaron psicóloga y asistente social? para sentirse tan impunes y subir a un móvil a los niños, que tranquilamente podían haberse quedado al cuidado de abuelos y tío que viven en Saavedra, hasta que la progenitora regresara luego de ocho días de ausentarse del hogar.

Son las mismas trabajadoras municipales con título habilitante, las que se encargan de filtrar intencionalmente detalles falsos de la causa que se tramita en los estrados bahienses, queriendo embarrar la cancha y causar miedo a los cercanos al ex director de éste medio. Las mismas que pidieron a los niños no tener contactos con familiares que nada tienen que ver con el hecho que se investiga, las que usan sus cargos para pretender sobrepasar todo derecho que tiene un abuelo, abuela o tíos de vincularse con los menores, que ni juez de Garantías o Juez del Menor, han emitido medida alguna para que eso no ocurra.

No hay nada que prohíba el contacto entre los menores y sus abuelos, tíos y una vez más se burlaron, avasallando los derechos que tienen personas que no han cometido ningún delito para que sin razón alguna se los quiera borrar de sus vidas.

El tiempo transcurrido de la asistente social y la psicóloga, para ponerse a disposición de tío y abuelo , que radicaron constancia en comisaría de Saavedra-copia que está en la redacción y manos del abogado del padre de los niños,  fue usado para nuevamente acomodar las cuestiones según la conveniencia del abogado Diego Marezi, que sólo busca dañar la imagen del periodista que está retirado de los medios desde que toda ésta movida se armó desde el gobierno de turno, con una denuncia de la cual, jamás ha sido citado a declarar y por ende sigue en libertad, esperando que pronto la justicia ponga en orden a cada uno de los oportunistas, que tarde o temprano deberán hacerse cargo por los daños y perjuicios causados a quien hasta hace seis meses, era el director de La Zero FM y Ciudad Noticias, pero en año electoral, militantes “K” y funcionarios de la actual gestión, tanto de Pigüé como de Saavedra, complotaron teniendo privada a la menor para que declare lo que ya es de público conocimiento.