Pigüé: la Omelette Gigante que nació hace 20 años y no para de superar récords

La 31º edición se realizará el venidero domingo 1, en el parque Municipal Fortunato Chiappara. Se utilizarán 20.000 huevos; 1.000 de ellos para celíacos.

“Yo no tenía idea de qué me estaba hablando ese francés que se había enterado de que en Pigüé había una colonia de ese país. Me decía de una gran omelette, que debía servirse en forma gratuita, que la ropa tenía que ser igual en todos lados, que sólo existían seis en el mundo y que Argentina no podía estar afuera. Bueno, pero el tema era cómo lo explicaría acá sin que se mataran de risa (sic)”.

Miguel Marcenac, pigüense y francés, médico veterinario y productor agropecuario, prologa la historia de cómo llegó la séptima ciudad en el mundo en ser una sede para la Omelette Gigante.

El Gran Maestro Miguel Marcenac.

El venidero domingo 1 de diciembre, en el parque Fortunato Chiappara de la ciudad de Pigüé, se realizará la trigésimoprimera edición del evento. No será una más: se romperá otro récord.

Se utilizarán 20.000 huevos, 19.000 de ellos para la sartén principal y los restantes para el consumo de celíacos que, como es tradicional, se ofrecerá con pan, plato y tenedor en forma gratuita para los —probablemente— más de 7.000 comensales.

La sartén más pequeña de la omelette para celíacos.

La historia dice que, cerca de las Pascuas de 1973 (de allí los huevos), en la localidad de Bessières, Haute-Garone, Midi Pyrennes, en el sur, se vivía una crisis económica (del modo europeo, a los efectos de eventuales comparaciones sudamericanas).

En lugar de una olla popular, a un grupo de vecinos se les ocurrió hacer una omelette gigante. La situación comenzó a mejorar y, en 1974, el hecho generó una gran fiesta. ¿Cómo? Sí, con una omelette gigante.

Además de Bessiéres, la otra sede francesa es Fréjus, en St. Aygulf. El sitio elegido de Bélgica, es Malmedy; en Canadá es Granby, Quebec; en Dumbea, en Nueva Caledonia, en el Pacífico Sur y en Abbeville, Louisiana, en los Estados Unidos.

Pigüé fue la última sede que se sumó, el domingo 5 de diciembre de 1999, hace exactamente 20 años.

La Omelette Gigante de la cabecera saavedrense es la más grande de todas, no sólo por la capacidad de la sartén, sino por el número de huevos.

En 1999 se rompieron 8.000 huevos y, en los últimos años, se utilizaron entre 15.000 y 17.000. En las omelettes de Bessières y de Malmedy se hacen dos omelettes de 8.000 huevos cada una.

“Si bien la sartén está modificada (NdR: tiene 4,20 metros de diámetro), estamos al límite cuando empezamos a remover los ingredientes y corremos el riesgo de que se caiga demasiado en este movimiento. No obstante, hemos decidido agregar más huevos para esta edición”, sostiene Marcenac.

La celebración se iniciará a las 11, con el desfile de los Caballeros de la Cofradía de la Omelette Gigante de Pigüé. El almuerzo se prevé servir, siempre en el Fortunato Chiappara, entre las 12.30 y las 13. Es una forma de decir que, también, la mesa ya estará servida.

Cofradía de los Caballeros

La Cofrérie Mondiale des Chevaliers de l’Omelette Géante (Cofradía Mundial de los Caballeros de la Omelette Gigante) nace en Bessières (Haute-Garone, Midi Pyrennes, República Francesa), ciudad caracterizada por la facilidad para organizar fiestas.

En 1973 se crea una amicale (sociedad) con el objeto de preparar y hacer degustar en la alegría, gratuitamente, la omelette gigante de los beserianos. De 1973 a 1984, la fiesta se torna cada vez más creciente en el número de personas que asisten.

Jorge Bros (izq.), otro de los Grandes Maestros y Roberto Marcenac (der.), junto a cófrades beserianos de visita en Pigüé.

En 1984, una delegación de los caballeros de la omelette inaugura la fiesta en Dumbéa (Nueva Caledonia, colonia francesa) que, con los años, se convirtió en la más grande de esas islas de Oceanía.

Una docena de los caballeros de la cofradía concurren, en 1985, a la primera Omelette Gigante de Abbeville (Louisiana, EE.UU) y, dos años después, se firma la cuarta acta de nacimiento en Fréjus (Provenza, Francia).

Para este domingo 1 se usarán 30 litros de aceite; 70 kilos de jamón; 6 kilos de ciboulette; 2 kilos de perejil, 10 kilos de sal y 5 kilos de pimienta.

En junio de 1988, los caballeros visitan Québec (Canadá) y surge la Omelette Gigante de Granby, mientras que 1996 se suma Malmédy (Liège, Bélgica).

Los grandes maestros decidieron, entonces, establecer reglas comunes para todas las cofradías y se concibe la idea de la Cofradía Mundial. El primer congreso se desarrolló en Dumbéa, en abril de 1990. El punto número 1 es: “Perpetuar la tradición de gratuidad de la omelette”.

FUENTE: La Nueva