Pese al caso positivo de COVID-19 en “La Nueva Paigüén”, el dueño no cerró el local por convenio que tiene con el municipio para pagar a empleados en negro.

(INFORME-CIUDAD NOTICIAS): Anoche anticipábamos de una fuerte noticia que íbamos a estar dando desde éste medio online.

En las últimas horas uno de los casos positivos que se dio en el distrito, es el de una empleada del comercio panificados  “La Nueva Paigüén”, ubicado en calle Belgrano 277; más allá que de manera automática había que activar el protocolo de aislamiento con todo el personal y el dueño, esto no sucedio y la panificadora sigue atendiendo al público. 

El miedo en los familiares de los empleados es entendible, pero algunos de ellos, dependen de un pago que aporta el municipio y temen a represalias

DUEÑO DE LA PANIFICADORA Y SU CONVENIO CON EL EJECUTIVO; 

Algunos empleados, dependen de un dinero que el municipio encabezado por Gustavo Notararigo, deberían percibir.

Pero algo más grave aún; esos empleados, no estarían recibiendo ese dinero desde diciembre y trabajan en negro.

Lo cierto es que en las últimas horas, la empleada dio positivo y si bien el resto del personal quiere aislarse, el dueño no lo permite y las autoridades de salud, como desde el ejecutivo, hacen la vista gorda.

Una vez más, los periodistas “ensobrados” , por razones que ese comercio publicita y por la suculenta pauta del oficialismo, se mantienen en silencio.