Padres Organizados denuncia presuntos sobreprecios en compra de medidores de CO2

La entidad apunta al costo pagado por la Provincia por 33.000 equipos usados en las aulas. Además, cuestionan que sea un instrumento prioritario, y denuncian que son una forma de regular los parámetros para el dictado de clases.

El grupo denominado Padres Organizados, que lucha por la vuelta a la presencialidad en las aulas, cuestionó seriamente la utilidad de algunas de las medidas tomadas por el gobierno de Axel Kicillof respecto de la actividad escolar.

Las críticas no se limitan a la discusión sobre la vuelta a clases, sobre la que reclaman el fin de las limitaciones, sino también en cuanto a ciertas medidas sanitarias y ambientales llevadas adelante por la administración bonaerense.

En un documento elaborado por la organización, al que tuvo acceso La Tecla.info, sostienen que existe una “intención oficial de imponer el uso de medidores de CO2 en todas las escuelas como una forma de regular los parámetros para el dictado de clases, a la vez que ponen bajo la lupa el proceso de compra y armado de estos equipos”.

A pesar de que apuntan a las autoridades nacionales, señalan al Ejecutivo provincial como impulsor de este tipo de controles, citando, entre otras opiniones, las del ingeniero en Seguridad Ambiental Carlos Alberto Rodríguez.

De acuerdo con los padres autoconvocados, el profesional informó que “un medidor de CO2 es un instrumento útil pero no prioritario cuando se cumple con las pautas relacionadas a la ventilación cruzada. Es decir, ventanas permanentemente abiertas en puntos opuestos del aula o, de no ser así, la apertura de una puerta que garantice la circulación cruzada de aire.

Disponiendo de un plano que contenga el área de las ventanas y las dimensiones del ambiente, la cantidad de renovaciones de aire por hora pueden calcularse. Lo importante es que se haya evaluado que exista esta condición. Si ya fue realizada la evaluación, la condición existe y se mantiene la circulación de aire permanente no es necesario. Un medidor de CO2 sirve sólo de guía, pero carece de sentido cuando las condiciones garantizan el cumplimiento del protocolo y con ello la ventilación”.

“Para el regreso paulatino a la presencialidad cuidada adquirimos 33 mil medidores de dióxido de carbono que garantizan una ventilación adecuada en las aulas”, sostuvo Kicillof a finales de junio, precisando que la Provincia invertía más de 600 millones de pesos en la adquisición de los equipos.

Sin embargo, Padres Organizados fue más allá, cuestionando el costo de los medidores adquiridos por la provincia de Buenos Aires, y que fueron anunciadas con bombos y platillos por el mandatario provincial.

Al respecto, señalan: “Sobre el precio pagado por los medidores de CO2 por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, de acuerdo con la información oficial se pagó un precio unitario de $ 18.181,80. En Alibaba esos medidores cotizan a $ 5.609,45”.

Y agregan que “al momento no se pudo chequear los costos de envío ni impuestos aplicables, pero es bastante improbable que generen una diferencia de $ 12.572,35 por unidad”.

FUENTE: LA TECLA