Mike Amigorena recordó el día que quiso seducir a Mirtha Legrand: “Ella se la perdió”

El actor contó que tiene una gran afinidad con las personas de la tercera edad, y admitió que le hubiera encantado ser pareja de la diva de los almuerzos

Mike Amigorena recordó el día que quiso seducir a Mirtha Legrand:

A poco de convertirse en papá, Mike Amigorena dialogó con Intrusos, el ciclo de América conducido por Jorge Rial donde contó cómo está atraviesa la cuarentena en esta nueva etapa de su vida.

Pese a que el actor confesó que extraña mucho a sus familiares y que le duele no poder compartir este feliz momento con sus seres queridos, reconoció que gracias a este contexto puede disfrutar a la pequeña al máximo: “Gracias al aislamiento puedo disfrutar mucho de mi hija y lo hago con mucho amor. Quizá tendría que ser un poquito más paciente, eso es lo único que tengo que intensificar. No solo con Miel, sino conmigo mismo, con lo que extraño en cuarentena: esa cerveza con amigos, el puchito en Avenida Libertador”.

Pero la entrevista tuvo un momento desopilante cuando Amigorena recordó el día en que intentó conquistar a Mirtha Legrand.

Todo comenzó cuando durante la charla el actor habló de la especial sensibilidad que tiene por los adultos mayores, y contó que fue criado por su abuela, con quien durmió en la misma cama hasta que él tenía 13 años. Luego, contó que hasta hace poco tiempo junto a su banda recorrían distintos geriátricos para realizar conciertos, bailar y llevarles un poco de alegría a los abuelos.

Y una cosa llevó a la otra, cuando los intrusos le preguntaron por el día en que invitado a Los Almuerzos de Mirtha Legrand e intentó conquistar a la diva. A lo que Mike lanzó: ”Se la perdió Mirtha. Era un momento que yo tenía ganas que viajáramos y comiéramos rico, pero Mirtha me dijo no, no”. Y recordó que eso sucedió hace como cinco años: ”Uno estaba medio para cualquier arreglo”.

Entre risas Rial y los panelistas le reprocharon que se quiso ‘gatear’ a Mirtha, pero Mike lo negó efusivamente.

”Estaba errante, y por ahí pensé que el camino era por ahí. Los dos en París, con amor. Llega un punto en la vida que quería una persona realmente realizada. Yo hubiese sido un buen compañero”, advirtió.

Y cerró refiriéndose a cómo hubiese sido su vida junto a la diva: “Viviríamos en casas separadas. Yo preferiría independencia, visitarnos pero no todos los días para extrañarnos”.