Mientras en Pigüé se juntaron 500 personas en fiesta clandestina, a Saavedra le suspendieron la programada para «Nochebuena»

(Por Ciudad Noticias); Quedó claro que Pigüé siempre cuenta con todos los privilegios y cuando unos pocos se animan a denunciar lo ilegal, no falta el encargado de inspección municipal de la vecina  ciudad, decir que no pueden hacer nada porque no están autorizados a  ingresar a esos lugares que violan las normas; claro que esa respuesta básica, se la hacen a quienes desconocen las leyes, porque de lo contrario, policía, fiscalía o juzgado de paz, deben en lo inmediato actuar de oficio.

Ruidos molestos, alcohol en lugares públicos, estupefacientes, violación al decreto presidencial, entre otros ejemplos, son contundente para que los mencionados anteriormente, sean demorados o bien, imputados por violar un decreto nacional-presidencisl.

El último fin de semana, en un galpón ubicado detrás de la YPF Pigüé, se aglomeraron más de 500 personas y si bien policía,inspección yel intendente estaban al tanto, permitieron que los organizadores hicieran lo que quisieran y al mismo tiempo poniendo en riesgo a todo un distrito.

Pero las malas decisiones del «Rey de la Comarca» una vez más,  demostraron que éste,  no está a la altura del cargo que ocupa y un nuevo brote, parece estar a la vuelta de la esquina.