Medida correcta de la diputada Granata: echó a dos integrantes de la “Lista Celeste” que apretaban a un asesor para que les diera parte de su sueldo.

Meses antes de asumir, Amalia Granata echó a Mayoraz de lo que luego terminaría siendo el bloque SOMOS VIDA. En un comunicado, la diputada santafesina (anticipándose a la situación) expresó por aquel entonces: “El 16 de junio pasado, casi 300 mil santafesinos nos dieron su confianza para que nos dediquemos a dos razones centrales: defender la vida en todas las circunstancias y DEMOSTRAR QUE SOMOS DIFERENTES AL RESTO DE LA POLÍTICA, son dos principios innegociables. Desde el primer día tuve el afán de que ese sea el camino rector de un bloque que incluyera a los seis diputados electos innumerables muestras de buena voluntad y predisposición al real trabajo en equipo. Lamentablemente, cuatro de ellos no comparten esta visión y decidieron tomar un camino separado“.

Miguel Lifschitz recibió el pasado viernes un documento en donde un asesor legislativo denuncia una maniobra “consistente en solicitar una “devolución” de mis haberes…”. “Concretamente percibía según recibo de haberes un sueldo superior a los Pesos Ciento Diez Mil ($ 110 000) , por mes como empleado inscripto a la orden de la Diputada Armas Belavi, del cual el diputado Mayoraz, solicitó una “devolución” de entre $50.000 y $60.000 para su propio erario.-“ relata el denunciante.

La denuncia penal contra los diputados Nicolás Mayoraz y NataliaArmas fue realizada por Emiliano Peralta, el propio asesor al que le reclamaron la mitad de su salario. Además, el denunciante contó que otro asesor que presentó su renuncia al poco tiempo de asumir, lo hizo por los mismos motivos y anunció que también estará dispuesto a dar su declaración contra ambos legisladores ante la Justicia penal de Santa Fe.