Mariana Brey reflexionó sobre su separación en Los Ángeles de la Mañana y conmovió con su relato.

Aprovechando el espacio en Los Ángeles de la Mañana, Mariana Brey explicó que está al borde de la separación junto a su marido, Pablo Melillo. Según parece, la relación estaría terminada y sin la posibilidad de volver a ser lo que era, y es que ambos comenzaron a experimentar grandes diferencias luego de que su hija Juana llegara al mundo casi tres años atrás.

La panelista del programa que conduce Ángel de Brito en El Trece, explicó que hubo una conducta en su marido que dio un gran giro y nunca volvió a ser como era. Aquel cambio no le gustó, y contra viento y marea optó por seguir luchando juntos para mantenerse unidos como una familia. Es desde el mes de septiembre que la crisis está instalada en la pareja, y fue entonces que viajaron juntos a Estados Unidos para relajarse, arreglar las cosas, y además vacunarse contra el coronavirus.
Luego de regresar a Argentina, Mariana Brey explicó que su relación sentimental con Pablo Melillo ya estaba finalizada: “Mi marido cambió, está muy celoso celoso y posesivo. Así es imposible”, dijo la morocha a sus compañeros de trabajo. De todas formas, la convivencia continuó aunque implementando algunos cambios, y es que ella suele salir sola varias veces, e inclusive llegó a irse al sur con Andrea Taboada y con Pía Shaw.
Según Mariana Brey, son los celos y la posesión los que llevaron a la pareja a entrar en una de sus peores crisis, y se trata de algo que la periodista es incapaz de soportar ni le parece correcto tolerar. Así y completamente desbordada, no pudo evitar llorar en diálogo con Paparazzi, y es que reveló detrás de cámaras el difícil momento que está viviendo puertas adentro de su casa.