Luciana Salazar visitó el living de Susana Giménez y admitió que le gustaría enamorarse, pero que la buscan hombres muy jóvenes.

 

Luciana Salazar visitó el living de Susana Giménez y admitió que le gustaría enamorarse, pero que la buscan hombres muy jóvenes. Aunque privilegia su rol de mamá, la modelo sigue siendo un ícono sexual, y su cuerpo escultural provoca suspiros a su paso.

Aunque fue al living de Susana Giménez con Matilda, y hablaron bastante de ella, hubo también un momento para abrir el corazón. Luciana Salazar se mostró un poco reticente a revelar detalles de su intimidad, pero llegó a admitir que está en la búsqueda del amor. “Estoy conociendo gente pero trato de mantener mi vida privada”, aclaró.

Lógicamente, Susana insistió con el tema: “A mí me dijeron que estaba con un chico morocho, del interior…”, a lo que la modelo se hizo la desentendida. “No sé cual es tu target”, arremetió Susana, después de comprar el supuesto nuevo novio morocho de Luciana Salazar con Redrado, “que era rubio…”

Luli entonces dijo que no está tan “fisiquera”, que no le da tanta importancia al cuerpo. “Me bajó mucho el target, me escriben chicos de 30 para abajo, yo miraba gente más grande que yo, pero ahora me escriben chicos jovencitos, unos bombones, te digo…”, expuso.

“Lógico , porque estas sola y dicen ‘por ahi me da bolbilla’”, supuso Susana. Luego intercambiaron trucos para mantener la silueta, hablando de lo que toman “para bloquear los hidratos”.

Luciana Salazar y Matilda en el living de Susana Giménez
Luciana Salazar y Matilda en el living de Susana Giménez

La charla entre mujeres se vio interrumpida por Matilda, que jugaba a la pelota por todo el estudio. “Me va a salir futbolista”, dijo Luciana, que contó que la niña, que siempre está impecablemente vestida, cuando van a la plaza elige la compañía de los varones para patear la pelota.

Fuente: Telefé