Lourdes Sánchez mostró su intimidad con El Chato Prada y se deshizo en elogios para él

Como una de las artistas con mayor cantidad de seguidores en Argentina, Lourdes Sánchez sabe muy bien la gran llegada que tienen sus publicaciones en las redes sociales. Es por este motivo que siempre intenta subir contenido de calidad y que pueda servirle a las miles de personas que la siguen en Instagram.

Sin embargo, las redes sociales también se usan para mostrar algunos detalles de la vida personal y hacer un poco público lo privado. Así es como, en medio de los contenidos relacionados a trabajo, cocina y estilo de vida, la conductora de «La Previa de La Academia» abre las puertas de su casa y su vida personal, y comparte algunos detalles con sus seguidores.

Sin ir más lejos, ayer por la tarde, Lourdes Sánchez mostró cómo se dividían las tareas del hogar en su familia y enseñó que al Chato Prada, su pareja desde hace muchos años, le quedaba asignado todo lo relacionado con el patio y el cuidado del exterior. «Ahí acaba de llegar el jardinero», dijo Sánchez mientras grababa a Prada cuando cortaba el pasto con una bordeadora.

Cautivada por su compañero, Lourdes no pudo evitar hacer un comentario que demostraba lo atraída que se siente hacia el papá de su hijo Valentín. «¿Podrán tener un jardinero tan potro?», finalizó Sánchez estas historias. Entre otras tareas a las que se dedica el productor de televisión, están la limpieza de la pileta y la poda de los árboles y plantas.

Una actividad única para el fin de semana

Para aprovechar el tiempo libre sin trabajo y el último día de receso escolar en Buenos Aires, Lourdes y El Chato pensaron en una divertida actividad para cerrar el domingo. La familia se vistió abrigada para salir y se dirigió rumbo a «El Circo del Ánima», el show creado por Flavio Mendoza y que convoca a grandes y chicos a disfrutar.

Como Flavio es amigo de la familia, por haber participado tantos años de «Showmatch» como jurado, Sánchez y Prada se dirigieron con un presente para Dionisio, el hijo de Mendoza, el cual fue entregado por el pequeño Valentín, que parece ser un buen amigo del niño.