Leticia Iacovelli: de una luz de esperanza, a la total desilusión del electorado

(Por Ciudad Noticias): Se presentaba como una bocanada de aire fresco y una alternativa potable dentro del justicialismo distrital, y hasta fue unas semanas “la heroína”  al plantarse al caudillo Hugo Alejandro Corvatta con su participación en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas, obligatorias (PASO), donde los 1465 votos que le confiaron aquella vez, se escurrieron como agua entre los dedos, ayudando al vecinalista Matías Nebot a romper con la hegemonía y ubicarse detrás del oficialismo. Fue funcional a su mentor y se quedó sin nada.

Fiasco, desilusión, engaño,  y otras definiciones pudo recoger www. ciudadnoticias.com  cuando consultó a la gente qué creen que pasó con la licenciada en educación y exresponsable de Turismo durante el gobierno municipal de Corvatta. No es para menos, Iacovelli pactó con el diablo y su meteórica carrera que uno imaginaba, terminó  impactando con los tentáculos de Corvatta que logró después de las PASO convencerla para que sume sus porotos a favor de la lista que encabezaba Silvana Ercoli.

Iacovelli siempre fue predispuesta a atender a este sitio, y luego de su conchabo con el exsenador bonaerense dejó de hacerlo. Mismo comportamiento mostró con los vecinos que habían votado en los comicios de septiembre a su lista 6. Iacovelli jugó con las esperanzas de aquellos que creyeron que había surgido dentro del PJ una gran alternativa y una posibilidad para salir de la rancia política que unos pocos de la mano de Corvatta se niegan a cambiar.

 También es responsable de la derrota

Iacovelli es responsable también de la histórica derrota de PJ-K en el partido de Saavedra, y más aún en la localidad homónima, donde se cree erradamente que Saavedra es bastión peronista, cuando lejos desde hace más de 15 años, ya esa frase debería quedar en los recortes periodísticos que se archivan en el museo local. Los saavedrenses “peronistas” le dieron la espalda ante todo a Corvatta, y así castigaron a Ercoli la que no es una referente, mucho menos capaz y lo suyo quedó reflejado en sus dichos off the record del sueldo jugoso que cobrará durante cuatro años.

Incineró al corvattismo

Iacovelli terminó incinerando las pretensiones corvattistas, cuando el patrón pensó que los 1465 votos de la educadora iban a ser depositados por el electorado a Ercoli, una de las tantas salpicadas por maniobras sospechosas durante su gestión en el Servicio Local de Niñez, irregularidades durante hechos reales de abuso sexual, y eslabón para amordazar al periodista Pablo Daniel Peralta en lo que hemos denominado  “la causa que no fue”, orquestada desde las entrañas del poder político cuando Corvatta era intendente y tenía a su ejecutor, y entonces secretario de gobierno Diego Marezi.

 Los votos perdidos

Sumando las dos listas del PJ que compitieron en las PASO, el total alcanza los 3485 votos, y en los comicios del 14N,  cosechó Ércoli y compañía 2213, por lo cual se esfumaron 1272 sufragios a otras alternativas, aunque la mayoría no hay dudas se los llevó Nebot , quien terminó segundo, detrás del oficialismo.

Iacovelli cayó como les ha sucedido a otros, en la trampa de Corvatta quien su objetivo es opacar a todos que pretendan llegar al cargo máximo. No pudo salirse de ese sistema que en varias entrevistas durante las PASO, dijo que había que terminar y hasta advirtió que denunciaría en caso de que algún “machirulo” pretenda amedrentarla en la campaña. Cayó en la red de la infamia y mentira, quedando sin nada, con las manos vacías que sería lo de menos para Iacovelli. Porque en realidad lo que más perdió es credibilidad y faltó a la palabra, una promesa que había hecho y sin embargo defraudó.

Un paso fugaz fue el de la joven que pintaba para algo más y había creado expectativa: Iacovelli significó  una esperanza y luego la desilusión. Obligadamente quedará en el ostracismo y habrá sido tan solo un proyecto hecho añicos.