La inflación en el primer semestre sería del 13%, pero alertan que subiría tras la cuarentena

El IPC no superaría el 2% en junio, de acuerdo a las proyecciones de la consultora que era dirigida por el actual titular del Indec.

Los precios de la canasta básica de alimentos en supermercados y comercios minoristas de la ciudad de Buenos Aires siguen en aumento y el semestre ya registra una fuerte alza. El IPC GBA que elabora la consultora económica Ecolatina trepó 1,6% entre la primera quincena de Junio y el mismo período de mayo, contenido por el acotado incremento de los precios de los alimentos (+0,5%).

Según el informe, el Índice de Precios al Consumidor Nacional no superará el 2% en junio 2020, acumulando una suba inferior al 5% en el segundo trimestre del año. “Éste es el menor valor para un trimestre desde el tercer trimestre de 2016, cuando la vuelta atrás de los aumentos de gas contuvo el avance del índice”, consigna el texto.

Como resultado, el nivel de precios acumulará un alza del 13% en el primer semestre del año. La significativa desaceleración de la inflación para Ecolatina responde más a la pandemia y la cuarentena, que trastocó las decisiones de todos los agentes de la economía. “De hecho, la dificultad para captar la dinámica de muchos precios (especialmente servicios privados) vuelve al índice menos representativo, dejando -posiblemente- “inflación a cuenta” para la nueva normalidad”, argumentaron los economistas.

Además, si bien se desactivaron presiones inflacionarias vía salarios (por la crisis la prioridad es mantener el empleo, no recomponer salarios) y tarifas de servicios públicos (el incremento de los subsidios económicos tiene un impacto acotado), la creciente emisión para financiar el déficit fiscal incrementó las expectativas de devaluación.

Por último, para evitar un salto del tipo de cambio oficial y preservar las reservas, el BCRA bloqueó el acceso al mercado de capitales a algunas empresas a la hora de importar bienes no esenciales, haciendo que “la brecha cambiaria sea más relevante a la hora de la formación de precios”.

Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, anticipó que “la desaceleración de la inflación observada en los últimos meses tenderá a revertirse a medida que se levante la cuarentena. El despertar de diversos precios gracias a la finalización de las restricciones, el encarecimiento de costos por los protocolos sanitarios que impone la “nueva normalidad”, la presión cambiaria latente por la creciente emisión para financiar al fisco, la mayor injerencia de la brecha en la formación de precios producto del endurecimiento del cepo y la reanudación de las paritarias, acelerarán la inflación en la segunda mitad del año”.