La advertencia de Alberto Fernández a los bonistas: “No vamos a emitir a lo loco para pagarles”

El Gobierno debe afrontar un vencimiento del bono dual cercano a los $90.000 millones el 13 de febrero. “Tenemos disciplina fiscal”, aseguró.

Alberto Fernández dijo que “va a ser muy díficil” que la Nación pague por completo la deuda como lo hizo esta semana Axel Kicillof.

El presidente Alberto Fernández advirtió, en un mensaje dirigido a los acreedores, que no tiene pensado “andar emitiendo pesos” para afrontar los vencimientos de deuda en moneda nacional. El 13 de febrero el Ministerio de Economía afronta un pago de unos $90.000 millones del bono Dual, que esta semana el Palacio de Hacienda intentó canjear, aunque tuvo un bajo resultado.

“Nosotros tenemos disciplina fiscal, no vamos a andar emitiendo dinero a lo loco, y menos para pagarles a los acreedores”, dijo el mandatario en una entrevista con medios argentinos desde París, antes de comenzar el viaje de retorno a Buenos Aires. “Hemos hecho una propuesta, esperamos que la entiendan”, continuó.

El Ministerio de Economía ofreció esta semana a los tenedores del bono Dual (AF20) cuatro variantes de nuevos títulos para poder postergar ese pago para dentro de 18 meses. El martes se conoció el resultado del canje: solo el 10% de la tenencia de AF20 aceptó la propuesta, unos 164 millones de dólares.

De esa forma, quedarían pendientes de pago todo ese 90% de bono Dual que no aceptó el canje, que serían unos $90.000 millones. El Gobierno tiene ahora la alternativa de reabrir la licitación de esos bonos nuevos y esperar una adhesión mayor, o bien pagar el 13 de febrero. De otra forma, estaría cayendo en default por no pagar esa deuda en moneda nacional.

“Queremos verdaderamente encontrar una solución a la deuda sin caer en default, pero sabemos que la deuda es insostenible y que va a ser imposible cumplir con las obligaciones”, dijo el jefe de Estado .

Y, por otra parte, se refirió al conflicto entre el Gobierno bonaerense y sus bonistas, que terminó este martes con el anuncio de Axel Kicillof de que pagaría los U$S250 millones de deuda para evitar la cesación de pagos.

“Lo que pasó en la Provincia es una decisión que yo comparto con el gobernador. Estamos trabajando de buena fe en la negociación de la deuda. Ese fue un vencimiento que cayó anticipadamente y en dólares. No quisimos que nadie pensara que queríamos defaultear. Entiendo perfectamente al gobernador, pero va a ser muy difícil seguir esa lógica”, concluyó.