¿Jugada política de Corvatta y Ércoli? De los 22 distrito que componen la Sexta Seccion, Saavedra, el único que declaró la “emergencia alimentaria”

Mientras venían de hace unas semanas con el tema de declarar la emergencia alimentaria en nuestro distrito, el municipio se dio el lujo de despilfarrar mas de 3 millones de pesos en la fiesta de la primavera.

Esto nos lleva a pensar que la jugada del Jefe Comunal, junto a la secretaria de Desarrollo Social, Silvana Ércoli, prepararon el terreno ante el resultado adverso en las PASO, dicho sea de paso el intendente se muestra más, en localidades como Saavedra y otras, donde perdió e intenta cazar votos.

En un informe publicado por “La Nueva”, dice;  La publicación de los índices de pobreza por parte del INDEC, esta semana, tradujo a números y porcentajes la tremenda situación económica y social que están sufriendo millones de argentinos, y que amenaza con desestabilizar las cuentas de los municipios en los últimos meses del año.

“Hoy estamos pagando sueldos y brindando ayuda social. No hay casi para más nada. La crisis se está llevando puesto el presupuesto”, reflexionó días atrás el titular de la cartera Económica de un municipio de la zona, entre sus allegados, luego de que se difundiera que el 35,4% de los argentinos es pobre o indigente.

Hasta ahora, el único municipio que ha declarado la emergencia alimentaria es Saavedra. Esto le permitirá al intendente Hugo Corvatta incrementar en 2.350.000 pesos la partida presupuestaria para ayuda social, que inicialmente había sido fijado en de 4,7 millones. Esos fondos, como es obvio, resultarán de recortes y ajustes en otras áreas.

“Hicimos un prorrateo y estimamos que con eso será suficiente. Fue una medida necesaria porque, por ejemplo, ya nos habíamos quedado sin plata para alimentos”, confió a La Nueva. la secretaria de Desarrollo Social, Silvana Ércoli.

La funcionaria dijo que el pedido de ayuda se duplicó este año. En otros municipios de la zona, en tanto, hablan de subas de la demanda del 50% al 60% respecto de 2018.

“Empezamos el año con casi 200 familias y hoy atendemos a 558. La ayuda va desde alimentos hasta dinero para pagar un servicio o el alquiler, o costear un viaje por motivos de salud. El pedido de fondo, eso sí, siempre es el mismo: trabajo”, reseñó.

En el resto de los distritos de la zona la partida social aún no está agotada, aunque la mayoría reconoce que llegarán a fin de año con un panorama “muy complejo” que los podría obligar a reformular los gastos previstos dentro de la propia cartera de desarrollo humano.

“Empezamos el año con casi 200 familias y hoy atendemos a 558. La ayuda va desde alimentos hasta dinero para pagar un servicio o el alquiler. El pedido de fondo, eso sí, siempre es el mismo: trabajo” (Silvana Ércoli)