Intendentes peronistas recogieron reclamo de la Iglesia y pidieron Emergencia Alimentaria

Varios jefes comunales bonaerenses se presentaron en la Casa de la Provincia de Buenos Aires para reclamar la declaración de la Emergencia Alimentaria. La medida fue exigida por la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Unos veinte intendentes de la provincia de Buenos Aires se presentaron hoy en la Casa de la Provincia. Conforme lo detallado a LaTecla.info, los alcaldes llevaron un pedido a la gobernadora María Eugenia Vidal para la declaración de la Emergencia Alimentaria en el territorio bonaerense.

La misiva, que cuenta con el apoyo de la mayoría de los integrantes del Frente de Todos, recibió el aval de  la Comisión Episcopal de la Pastoral Social. Claro, desde el espacio religioso habían solicitado a la mandataria provincial que avance en la declaración de dicha emergencia.

Entre los alcaldes que presentaron la nota se encontraban ​​​​​​Verónica Magario (La Matanza); Leo Nardini (Malvinas Argentinas), Alfredo Fisher (Laprida); Hernán Ralinqueo (25 de Mayo); Mario Secco (Ensenada); Alberto Descalzo (Ituzaingó); Walter Festa (Moreno); Marcelo Santillán (Gonzáles Chaves); Juan Pablo de Jesús (La Costa); Oscar Barrera (Villa Gesell); Héctor Olivera (Tordillo); Ricardo Casi (Colón); Hernán Y Zurieta (Punta Indio), entre otros.

Cabe destacar que, en una nota firmada por el monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora, la Pastoral señaló que en los últimos meses “advertimos que, ante el grave crecimiento de la pobreza, la pobreza, el desempleo y el aumento indiscriminado del precio de los alimentos en la canasta básica, nos encontramos en una situación de emergencia alimentaria y nutricional.

En ese marco, desde el sector religioso subrayaron que es urgente decidir “una canasta básica para la primera infancia, con productos esenciales que puedan distribuirse gratuitamente o a un costo convenido, para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, la salud y la atención de calidad para niñas y niños”. Esta canasta debe incluir “medicamentos, vitaminas, leche líquida y en polvo y otros productos lácteos, carne, pescado, frutas, verduras, huevos, legumbres, otros nutrientes y pañales, entre otros productos esenciales”.

Del mismo modo, la Comisión considera que existe una necesidad urgente de “aumentar el presupuesto para los comedores y las escuelas, las huertas comunitarias y familiares y las empresas agrícolas familiares y sociales, garantizando al mismo tiempo la equidad y la calidad federal de los servicios de atención alimentaria y nutricional”. La pobreza afecta al 51.7 por ciento de los niños y adolescentes en el país.

El comunicado concluye: “Aunque el Estado nacional está interviniendo con más ayuda alimentaria, esto puede no ser suficiente para aliviar las deficiencias de este período, por lo que pedimos el establecimiento de las medidas necesarias para declarar la emergencia alimentaria y nutricional en todo nuestro país”.

FUENTE: LA TECLA

http