Intendentes en alerta: El Gobierno bonaerense pretende que el 90% del Fondo de Seguridad se destine a la compra de móviles.

El Gobierno bonaerense pretende que el 90% del Fondo de Seguridad se destine a la compra de móviles. Los intendentes boina blanca aseguran que en muchos distritos tienen otras prioridades. Reclamaron ante el vicejefe de Gabinete. IOMA y FIM, deudas pendientes.

El destino de los millones que el Presupuesto 2022 dispuso para el Fondo de Seguridad, aprobado por la Legislatura a finales del año pasado, abrió una nueva polémica entre el Ejecutivo e intendentes de la oposición.

En concreto, se trata de los jefes comunales de la Unión Cívica Radical, que en las últimas horas mantuvieron una reunión con el vicejefe de Gabinete provincial, Juan Pablo De Jesús, para actualizar el estado de situación de varios temas que los preocupan.

Las mayores discrepancias surgen a la hora de definir los alcances del fondo que se destina a la Seguridad en los distritos, que fue incorporado al cálculo de recursos y gastos de este año que reparte $ 7.000 millones entre los 135 municipios bonaerenses.

De acuerdo a lo que puso saber La Tecla.info, el eje de los chispazos está centrado en el destino que Ejecutivo y alcaldes quieren darle a los dineros, y que divide aguas.

“La Provincia está muy cerrada en que el 90% de ese fondo lo destinemos a comprar patrulleros, dejando el topo de gastos corrientes en solo el 10 por ciento con libre disponibilidad”, aseguraron desde el Foro de Intendentes de la UCR.

Por el contrario, los alcaldes sostienen que hay comunas que tienen otro tipo de necesidades, y que la compra de patrulleros no es prioridad. “Lo que queremos es que podamos decidir en qué invertimos el dinero, porque somos nosotros los que conocemos la realidad de nuestros territorios”, se quejaron.

Otro de los reclamos de los radicales estuvo relacionado con las deudas que la Provincia mantiene con los municipios radicales, referidos a la ejecución del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) del año pasado, y la necesidad de agilizar los trámites para las obras de este año.

Además, volvieron a exteriorizar sus reclamos respecto de los retrasos en los pagos que el IOMA debe realizar a las comunas por prácticas hospitalarias realizadas en sus distritos. “Ya llevamos dos años con problemas y eso nos preocupa mucho. Hay que empezar a solucionarlo ya mismo”, sostuvo un alcalde boina blanca.

Por otra parte, señalaron que le trasladaron al funcionario su preocupación por las complicaciones para destrabar créditos y leasings, una situación que afecta a una decena de comunas del radicalismo.

FUENTE: LA TECLA