Incendios en Córdoba: los peores en 12 años

El fuego comenzó en Ischilín y se desplazó a Punilla, con evacuados y afectando Capilla de Monte, Cruz del Eje y Cosquín. También hubieron focos en rutas 9 Sur y la 8.

Lo sucedido este fin de semana en las serranías cordobesas sólo encuentra precedentes en incendios de 12 años atrás.

La labor denodada de los bomberos voluntarios continuaba este domingo combatiendo el voraz incendio forestal ubicado en la zona de Copacabana, en el departamento cordobés de Ischilín, que se fue trasladando hacia otros sectores de las serranías cordobesas.

El director de Defensa Civil de la Provincia, Diego Concha, confirmó que “es uno de los incendios más importantes de los últimos años“.

A su vez, se desarrollaron otros dos focos en la provincia: Uno en jurisdicción de Cosquín, en la zona de la Casa de Té, 600 metros hacia arriba sobre el cerro Pan de Azúcar con el trabajo de seis cuarteles y un avión hidrante.

En tanto, otro incendio importante congregó el trabajo de varios cuarteles en Despeñaderos.

Tras una reunión con bomberos y Policía, el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, detalló las tareas y el arrojo de los bomberos y todos el personal y señaló que “se está trabajando a destajo”.

“Hay casas quemadas íntegramente y algunas parcialmente”, confirmó.

Por su parte, la Jefa comunal de Charbonier adelantó que: “Hay 250 viviendas en peligro”

Por los focos de fuego, la ruta 38 debió ser inhabilitada en el trayecto de Capilla del Monte y Cruz del Eje debido a la poca visibilidad, y hay evacuados, según informó Diego Concha.

Además, precisó que en total 170 bomberos fueron destinados a la zona y que el humo también “afectó el trabajo de los aviones hidrantes”.

“Es un mismo incendio que viene desde Copacabana. Se trata de un incendio que está totalmente descontrolado y es explosivo”, aseguró en relación a las condiciones meteorológicas que favorecen el fuego.

Asimismo se dio a conocer un alerta por vientos intensos con ráfagas para Córdoba.

Por otra parte, Concha había manifestado que a última hora de este sábado “comenzó un nuevo foco de incendio hacia la zona de (paraje) Napa, donde se complicó la situación y hubo vecinos que se tuvieron que autoevacuar”.

Destacó, asimismo, la ayuda de baqueanos “que se acoplan y trabajan con personal de bomberos que realizan los trabajos coordinados”, aunque resaltó lo importante de realizar las tareas de manera coordinada para no generar contrafuegos.

El sábado trabajaron dos aviones hidrantes de la Nación, más un avión vigía, que operaron desde la pista de Deán Funes y que retomaron las tareas este domingo. “Hemos llegado a tener seis aviones trabajando en simultáneo”, explicó.

Diego Concha advirtió que “hay otro sector de la población que no tiene en cuenta el viento y hace contrafuegos que pierden el control y ponen en riesgo la vida y bienes de la gente en la región como así al personal actuante”.

“Para entrar a trabajar a la línea de fuego hay que tener vasto conocimiento de las condiciones meteorológicas y tener equipamiento, seguridad”, detalló.

Aseguró que según las condiciones y el pronóstico prevén “varios días más de trabajo, jornadas muy difíciles y muy complicadas”.

El alivio podría llegar con el ingreso a la provincia de un frente húmedo durante la semana”, adelantó.

En línea con lo publicado en redes por el gobernador, Juan Schiaretti, Mosquera dijo que se preservará la vida de bomberos y vecinos “ante todo”.

A su vez, Mosquera indicó que está en comunicación con las autoridades de los municipios afectados. “No hay un número determinado de evacuados”, mencionó y explicó que la pandemia afecta a las posibilidades de dar refugio a los afectados, aunque hay instalaciones dispuestas.

El fuego generó algunas imágenes dantescas que aquí les compartimos y también pueden verse vídeos como imágenes elocuentes del siniestro.

FUENTE; CBA240