Hogar Convivencial de Pigüé: profesionales que deben responder por hechos graves y extraños.

Desde la aparición de la adolescente de 14 años en un hotel de Pigüé, tras fugarse del Hogar Convivencial de la ciudad cabecera, no mencionaremos más su identidad, por cumplimiento de leyes y convenios internacionales de protección integral a los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA).

El hecho con desenlace feliz, deja varios interrogantes que las autoridades municipales y judiciales deberán esclarecer y determinar la responsabilidad del Servicio Social Local.

De un lugar de alojamiento para NNyA en conflicto con la ley, o con problemas de convivencia familiar, y otras disociaciones, el Hogar Convivencial, muestra a las claras, las serias dificultares y déficit de parte de las autoridades competentes, que no logran evitar que los menores y adolescentes institucionalizados se fuguen.

Para más preocupación, como ha informado en su momento ciuadnotiicas.com , una de las adolescentes fue abusada por un policía, el que también amenazó con un arma de fuego a otra, y cuya causa se tramita en la fiscalía de investigaciones número 14 de Bahía Blanca.

Aquella presunta víctima de abuso sexual, era autorizada para salir del Hogar Convivencial por las tutoras y responsables del Servicio Local, licenciadas Silvana Ércoli y Brenda Mariel Rigueiral.

Un caso que si no hubiera publicado este medio, se mantenía oculto, pero sin embargo eso no sucedió.

¿Qué culpabilidad hay de parte de las profesionales en ese hecho?.

Habrá que investigar también cómo una menor pudo alojarse en un hotel, por más que llegó con un hombre, empleado de una semillería: ¿acaso no se le pidió al adulto el DNI de la menor?

No puede una NNyA alojarse en un hotel, motel o cualquier otro espacio de albergue. La delicadeza del tema se sabrá, por el abordaje que darán los investigadores policiales, autoridades judiciales (sobre todo el Juzgado de Paz) para sacar a luz lo sucedido durante la búsqueda de la adolescente, que durante dos días tuvo en vilo a la comunidad del partido de Saavedra, con un despliegue de recursos humanos y materiales sin precedentes, desde hace décadas en materia de respuesta policial.

Es una nueva alarma que marca que suceden hechos graves y extraños en el Hogar Convivencial, donde pareciera que el Servicio Social Local, solamente se aboca a las campañas montadas por aquellos que se creen dueños y señores de la verdad, de la mano del impresentable abogado Diego Marezi, quien no se cansa de pretender sostener “la causa que no fue”, con testimonios de las “psicólogas” que al igual que Marezi estaban de los lados del mostrador.

Por un lado, filtraban información, pretendiendo perjudicar al periodista Pablo Peralta, y luego, se subían al tren de la infamia, con testimonios mentirosos, direccionados, digitados y fuera de tiempo que les pide Marezi.

Que lo sucedido con la fuga del Hogar Convivencial, días atrás, sirva para abrir los ojos al intendente, de que algo malo está pasando y deberán responder las mismas que se prestan para montaje de mentiras, enmarañadas en una actitud de odio y bronca por los informes en este diario, las que el tiempo, no hay dudas, las pondrá en su lugar y tendrán acaso, reacción para recapacitar que no son más que serviles a los intereses de un energúmeno, que choca una y otra vez con la misma pared: la verdad siempre triunfa.