“Gestión” complicada: Las posturas de Notararigo y Vives,divide las aguas en el radicalismo.

Luego que diéramos a conocer lo que ganó un medio “K” de nuestra localidad durante el gobierno de Hugo Corvatta, la tensión dentro del oficialismo creció aún más.

Es que en principio, todos, literalmente, “putearon” al delegado de Saavedra Hugo Agosta por dar datos que deberían ser públicos, sin embargo, en el seno de un sector de la UCR, no cayó nada bien.

Principalmente, en el actual Jefe Comunal Gustavo Notararigo y quien aspiraba con muchas ganas, ser presidente del Concejo Deliberante, nos referimos a Diego Vives, cosa que no ocurrió, y que actualmente, es apuntado como el “alcahuete” del mandamás distrital.

AGUAS DIVIDIDAS EN LA UCR:

Los secretarios y otros puestos políticos, fueron los motivos para que actuales y ex concejales del partido centenario, estallaran de bronca porque tienen datos concretos, que Notararigo, designó cargos por pedido de un ex alto funcionario.

El que más se cuestiona, es el de la Secretaria de Gobierno y Hacienda Alejandra González.

Además, hay que sumarle que Notararigo, no escucha a sus propios integrantes del bloque Juntos por el Cambio y es algo que lleva a que la relación sea siempre tirante y que a un futuro no muy lejano, pueda acarrear un dolor de cabeza más para el desorientado Notararigo.

La interna dentro de la UCR es tan grande que hay personas que trabajaron mucho en campaña para que Notararigo, llegue al lugar que ocupa, pero indudablemente, no solo que no escucha a los ciudadanos que lo votaron y los que no, sino que tampoco a sus referentes del bloque legislativo.

VIVES, EL APUNTADO:

En off, mucho se habla del fuerte malestar que hay con el hombre oriundo de Goyena, donde en su propia localidad, quienes les dieron un voto de confianza, ya no murmuran, sino que las críticas, las hacen saber en voz alta.

Es raro que suceda que en poco menos de seis meses de gobierno, se le haya terminado el crédito a la gestión por parte de sus votantes.

Incluso, aquí en Saavedra  donde el oficialismo, fue votado por muchos que en su momento estaban del lado del ex delegado Luis Gribaldo, como así tambien, aquellos que confiaron en cada una de las promesas incumpmidas de Hugo Corvatta en ocho años de mandato.

LA FURIA DE LUIS BORIES:

El ex presidente del Concejo Deliberante, está más que enojado con el desorientado Notararigo, ya que éste, parece que iba a formar parte del gabinete, pero una vez más, la máxima autoridad del distrito, traicionó a los propios y puso gente que no pasaba por la cabeza de ningún referente radical.

CONCEJALES CALIENTES:

Según las paredes del HCD, escucharon el malestar de todos los integrantes del oficialismo, salvo, el de Vives que es “fiel” soldado de Notararigo ya que tiene otras aspiraciones a futuro.

Y otro que está molesto, pero dentro de todo mantiene una relacion, digamos que respetuosa con su superior es Guillermo Dello Russo. Que al parecer  le hace saber de muchas necesidades básicas, pero Gustavo Notararigo, hace oídos sordos.

Como pueden notar, la interna de la UCR es tan grande, que en medio de los malos manejos del intendente, y la falta de cintura para tomar decisiones, haga que en algun momento explote todo y cada uno, haga rancho aparte.