Elisa Carrió celebró las medidas económicas y se sumará a la reunión de Gabinete ampliada como gesto de apoyo a Macri

Por la fragilidad política y económica en la que quedó sumergido el Gobierno de Mauricio Macri desde el contundente resultado electoral del domingo, Elisa Carrió hará una excepción y estará presente mañana en la reunión de gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner, como un apoyo simbólico de que está “firme con el Presidente”.

Así lo confirmaron voceros de la diputada tras los anuncios de este miércoles en los que el jefe de Estado buscó llevar calma a los mercados y tratar de convencer a la clase media que le dio la espalda en las elecciones primarias.

Carrió, que ayer se reunió a solas con Macri para darle su respaldo y machacar con la necesidad de oficializar con urgencia medidas destinadas a paliar la crisis económica de la clase media y de las pymes, siempre fue refractaria a los encuentros ampliados de gabinete en los que la Casa Rosada aglutina a un millar de funcionarios.

Su presencia, en ese sentido, habla por sí sola.

“De ahora en más, después de la lectura de los resultados, hay que dar la pelea para que la república democrática pueda imponerse”, aseguró la líder de la Coalición Cívica a través de sus voceros después del anuncio de esta mañana.

Carrió vio el mensaje presidencial por televisión. Y se mostró conforme tras el estratégico pedido de disculpas de Macri, que razonó tras las duras críticas de su mesa chica y la desafortunada conferencia de prensa del lunes, 24 horas después de las PASO.

El domingo, en el salón reservado del búnker de Juntos por el Cambio de Costa Salguero, la diputada tuvo muy fuertes cruces con Marcos Peña y con Jaime Durán Barba. Los trató de inútiles. Les dijo que su única misión era ganar elecciones y que habían fracasado en ese objetivo. Y echó de ese lugar al consultor ecuatoriano. La escena que cuentan testigos presenciales de ese momento es de un Macri y de un Peña absolutamente desolados.

En medio de esa desolación, y después de que le negaran la palabra antes del discurso del Presidente, Carrió salió al escenario y ensayó un encendido monólogo. Al otro día les dijo a sus colaboradores que se sentía cómoda en la adversidad. Frente a un más que complejo panorama electoral de cara a octubre. Y una incertidumbre vinculada con la gobernabilidad.

Ayer, diputados de la CC presentaron en el Congreso dos proyectos sobre suspensión de ejecuciones fiscales para pymes y de suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, una de las medidas anunciadas justamente por Macri.

“Las medidas son buenas”, resaltaron desde la Coalición Cívica tras las palabras de Macri. Los proyectos de la CC presentados ayer fueron, de todos modos, un tanto más ambiciosos.

A última hora de anoche, Carrió ya había dado muestras de que frente a esta crisis, la más compleja desde que la coalición formada entre el PRO, la CC y la UCR asumió la Presidencia, iba a afianzar su vínculo con Macri. “Mi apoyo es absoluto. No se negocia por nada ni con nadie”, escribió en sus redes sociales.

Este mediodía, por el contrario, Alfredo Cornejo, titular de la UCR, pidió en declaraciones radiales una suerte de pacto con Alberto Fernández, el candidato más votado en las PASO que está a tiro de convertirse en el próximo presidente. La diputada no quiere saber nada con eso.

FUENTE: INFOBAE