El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue operado de un cáncer de piel

El responsable del equipo médico aseguró que el presidente de los Estados Unidos, a sus 80 años, se encuentra «saludable, vigoroso y apto» para manejar sus responsabilidades en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue operado de un cáncer de piel

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, fue operado el 16 de febrero de un carcinoma de células basales en el pecho, uno de los tipos de cáncer de piel más comunes «que no tiende a expandirse o a producir metástasis», por lo que no afectará su actividad ni comprometerá su eventual reelección, reveló su médico personal, Kevin O’Connor.

El médico refirió que al mandatario «se le extirpó un carcinoma de células basales en el pecho durante una intervención quirúrgica».

Agregó que la biopsia confirmó que la pequeña lesión que Biden sufría era un carcinoma de células basales, uno de los tipos de cáncer de piel más comunes, según recogió el portal de noticias The Hill.

O’Connor dijo que la zona tratada durante la biopsia «se le ha curado muy bien» y que «no se requiere tratamiento adicional».

«El presidente continuará la vigilancia dermatológica y exámenes regulares de la piel como parte de su plan de salud de rutina», indicó.

O’Connor, el médico de la Casa Blanca que atendió al gobernante demócrata durante mucho tiempo, dijo que «todo el tejido canceroso fue eliminado con éxito» durante el examen físico de rutina del 16 de febrero.

Biden, de 80 años, fue considerado por el médico como «saludable, vigoroso y apto» para manejar sus responsabilidades en la Casa Blanca, durante ese examen físico, que se produce cuando está a semanas de lanzar una esperada candidatura a la reelección presidencial en 2024.

O’Connor reiteró que el lugar de la extirpación en el pecho de Biden se ha «curado bien».

Las células basales son uno de los tipos de cáncer más comunes y fáciles de tratar, sobre todo cuando se detectan a tiempo.

Según O’Connor, no tienden a extenderse como otros tipos de tumores de piel mucho más peligrosos, pero pueden aumentar de tamaño, razón por la que se extirpan.

A Biden le extirparon «varios cánceres de piel no melanoma localizados» antes de que comenzara su mandato, recordó O’Connor en su resumen del 16 de febrero sobre la salud del presidente, donde informó que estaba bien establecido que pasó mucho tiempo al sol durante su juventud.

En enero, a la primera dama, Jill Biden, le extirparon dos lesiones basocelulares del ojo derecho y el pecho, tras lo cual su esposo declaró que «ahora tiene mucho cuidado con la protección solar, sobre todo cuando va a la playa».

El carcinoma basocelular es un cáncer de crecimiento lento que suele limitarse a la superficie de la piel -los médicos casi siempre pueden extirparlo todo con una incisión poco profunda- y rara vez causa complicaciones graves o pone en peligro la vida.

Los Biden llevan mucho tiempo defendiendo la lucha contra el cáncer, especialmente desde 2015, cuando su hijo adulto Beau murió por un tumor cerebral.