El Polaco habló del mal momento que atraviesa La Princesita, y fue contundente

Karina, a corazón abierto afirmó: “estoy con psicólogo, psiquiatra y tomo estabilizadores emocionales”. Y, ante esto, fue su ex y padre de su hija quien tomó la palabra frente a esta delicada situación
Recientemente Karina, La Princesita, publicó ciertos mensajes en sus redes sociales que causaron preocupación en los seguidores, y sus allegados estuvieron más alerta que nunca a lo que le ocurría. La frase que despertó atención en sus seguidores fue la que decía: “A mí tampoco me gustan los grises. No quiero más gris…”.

Las alarmas se habían encendido en diciembre último cuando en época de mensajes navideños Karina publicó una fotografía en que se destacaba la tristeza de sus ojos y un mensaje directo: “Yo sé que la vida me hizo perder el brillo en los ojos. Este año lo voy a recuperar”.

Ante esto el músico, abordó el tema de la depresión que atraviesa la madre de su hija Sol, y dijo: “Justo le pregunté a Sol cómo se sentía la madre, sé que es una persona fuerte y que sale de todas sus adversidades, pero me dijo que la veía bien. Cada uno con sus cosas y sus altibajos, todos tenemos un poco de depresión”.

Pero, fue la propia Karina quien también dio nota a “Socios” hablando sobre su salud y un estado entre depresivo y de estrés del que está tratando de salir y contó: “Estoy con psicólogo y con psiquiatra, con ataques de ansiedad, pero controlada”.

“Está mi trabajo, está mi familia, mi casa, las canciones, me estreso bastante, de repente me quiero ir y no aguanto a nadie”, afirmó.

En cuanto a su tratamiento explicó que “tomé corticoides para este show (en la Trastienda) y tomo otras pastillas, estabilizadores emocionales, así que tengan cuidado conmigo, porque estoy loquita”, cerró con humor.