Inicio ECONOMIA El kilo de pan vuelve a aumentar: los motivos detrás de la...

El kilo de pan vuelve a aumentar: los motivos detrás de la suba del precio

Según informaron desde fuentes del sector panadero, el kilo de pan podría llegar a venderse a $400.
La crisis económica impacta en el bolsillo de los argentinos. A los aumentos en el transporte público, se sumará un incremento en el precio del pan. Según indicaron desde la Federación Industrial Panaderil, el valor de un kilo de pan sufrirá un alza del 10% lo que significaría que se vendad a casi $400.

Por qué aumenta el precio del pan

Esto sucede a raíz del aumento en los valores de la harina y de los insumos necesarios para su elaboración.

Desde la federación panadera aseguraron que no están recibiendo las harinas a precios subsidiados, como contempla el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino que impulsó el Gobierno.

De este modo, estimaron que los precios se ajustarán en un 10% hacia fines de la semana próxima o principios de la siguiente, con lo cual el kilo del pan podría llegar, en todo el país, hasta los $400.

La respuesta del Gobierno de cara a la suba del pan

Ante esta situación el gobierno convocaría la semana próxima a los industriales para tratar el tema. El presidente de la Federación Industrial del Pan y Afines Miguel Di Betta, informó a la prensa que fueron convocados para el martes por la secretaría de Comercio a cargo de Martín Pollera, pero desde esa oficina aún no hay confirmación del encuentro.

Los panaderos aseguran que el Fondo del Trigo tambalea y no pueden mantener los precios, aunque reconocen que la Secretaría de Comercio Interior está activa en el control. No obstante, destacan que el consumo no cayó fuerte, porque el pan es un alimento clave dentro de la canasta básica.

El precio de la harina

Según los panaderos, la bolsa de harina de 25 kilos, con subsidio, cuesta $1.346 más impuestos, pero sin subsidios, se va a $2.500. Por ese motivo, explicaron que el kilo de pan, que está a $300 o $320, puede pasar a $340 con harina subsidiada, pero sin subsidio ese valor será mayor y podría trepar hasta los $400.

Los dirigentes del sector insisten con que la actividad atraviesa uno de los momentos más críticos de los últimos años, ya que muchas panaderías cerraron y las que siguen abiertas, redujeron personal.