El dueño de uno de los lugares donde se hizo una de las tantas fiestas clandestinas, dio positivo de coronavirus.

(Por Ciudad Noticias); Tras conocerse que hace unos 10 días en un galpón de la ciudad de Pigüé se concentró más de 500 personas en una fiesta clandestina, el dueño, arrojó resultado positivo de COVID-19.

Así lo confirmó una alta fuente del hospital municipal de la vecina ciudad quien afirmó que los síntomas aparecieron luego de la fiesta que pasó por alto la policía y autoridades municipales.