“El abogado del diablo” Diego Marezi, se bajó como defensor del femicida suarense Fabio Otero a horas del juicio oral.

(Por Ciudad Noticias): Siempre es bueno aclarar que todo letrado puede defender a la persona que quiera, pero también es importante destacar que  “El Abogado del Diablo” Diego Marezi, se vio envuelto en casos por demás complejos y turbios.
Pero volviendo al caso concreto, en los últimos días, se conoció que el ex Secretario de Gobierno “K” de la anterior gestión municipal Diego Marezi, decidió bajarse de una causa que tuvo gran repercusión a nivel regional y nacional; tiene que ver con el femicida suarense Fabio Otero quien en 2019, se metió por el techo a la casa de su ex pareja y la mató a cuchilladas frente a la policía.

Ni bien sucedió éste lamentable hecho, “El Abogado del Diablo” Marezi, tomó la causa y cuando dio algunas entrevistas en medios de la vecina ciudad de Pigué, aseguraba; “habrá que evaluar si existieron causas externas que hicieran que el imputado haya actuado en un estado de emoción violenta”.
El hecho:

Fabio Otero ya había sido denunciado por violencia de género. La mujer llegó a pedir ayuda, pero no lograron entrar a tiempo a la casa.

Cuando llegaron los policías, ella pedía auxilio desde el patio delantero de su casa. La puerta principal estaba con llave, por lo que tuvieron que forzar una reja para ingresar. Una vez dentro, el ataque ya estaba consumado. Con el cuchillo que tenía en una mano, él le había dado cuatro puntazos en la zona abdominal, antes de que ingresaran los efectivos y lo detuvieran.

Luisa Fernanda Kuhn (48) fue trasladada al hospital municipal de Coronel Suárez por una ambulancia del SAME. Tenía heridas profundas en el hígado, el páncreas y la aorta. Poco después, murió.

Había llamado a la policía porque escuchó ruidos en el techo y en una de las ventanas de su vivienda, ubicada al sur de la localidad del sudoeste bonaerense.

Por allí ingresó el sábado a la tarde su ex pareja, Fabio Otero (47). Había dejado el auto a 7 cuadras de la vivienda de su ex mujer, de la cual estaba separado desde hacía alrededor de un año. En este tiempo, se denunciaron mutuamente por violencia y amenazas. La justicia de Paz del distrito llegó a dictar una orden de restricción de acercamiento, pero se venció.

“Creemos que fue con la intención de matarla, porque el cuchillo lo llevó él, no estaba en la casa”, reveló el comisario mayor Oscar Aguirre, jefe de la departamental de Coronel Suárez. Agregó que en el momento de la discusión y posterior ataque, en la vivienda de Guayaquil al 521, al sur de la localidad, estaban los dos solos.

Hace cuatro años, Kuhn, que vivía en el lugar con su hija y nietos, ya lo había denunciado por agresiones físicas. “Al menos otras dos parejas anteriores también lo hicieron en la comisaría de la Mujer y la Familia de Suárez por violencia familiar”, reveló el comisario Aguirre a Somos Suárez.

Dijo que en un par ocasiones, Otero violó las restricciones perimetrales que dispuso la justicia. Fue aprehendido y luego liberado, al poco tiempo. El sábado, una vez que fue interceptado por los efectivos policiales tras el ataque, no se resistió a la captura.

Desde la policía departamental informaron que ese mismo  fin de semana, Otero fue trasladado a una comisaría de la región y al día siguiente, fue conducido a Bahía Blanca, para ser indagado por el fiscal de Homicidios Jorge Viego.

En redes sociales, se multiplican los mensajes de acompañamiento con la familia de la víctima y los pedidos de justicia. La Negra Kuhn, como todos las conocían, trabajaba en el municipio de Coronel Suárez y era muy querida. Amigos y compañeros de labor la despidieron en silencio y con un gran dolor, al mediodía del domingo en el cementerio suarense.

Juicio oral suspendido porque Marezi se bajó como defensor del femicida:

El juicio oral que se debía haber iniciado el pasado 5 de mayo, por el femicidio de Fernanda Kuhn (47), fue suspendido por la renuncia del defensor del imputado Fabio Patricio Otero. Nos referimos al oscuro y polémico abogado Diego Marezi.

 

El debate oral se reprogramó para los días 16 y 17 de junio, en dependencias del Tribunal Oral Criminal Nº 1.

Según la investigación realizada por el fiscal Jorge Viego , los hechos sucedieron el 14 de diciembre de 2019, a las 17.50, en el jardín delantero de la casa ubicada en Guayaquil 521 de Coronel Suárez, donde vivía la víctima.