Durante la marcha a un mes del crimen de Fernando Báez Sosa, su mamá Graciela pidió justicia y remarcó el dolor que atraviesa.

Visiblemente conmovida por cumplirse un mes del crimen de Fernando Báez Sosa, su mamá Graciela pidió justicia frente a una multitud que se concentró en el Congreso Nacional. “Quiero agradecer a todos por venir a acompañarme porque mi vida no es fácil”, expresó.

“Con la ayuda de ustedes se va a hacer realidad para que se haga justicia por mi hijo y por todas las víctimas de violencia”, remarcó Graciela y sostuvo que “lo que le hicieron a mi hijo es terrible, no le dieron oportunidad de defenderse. Lo mataron a traición. Un chico decente, bueno que amaba la vida, a su prójimo. Quería ayudar a todo el mundo. Tenía una meta, un objetivo”.

A su vez, la mamá de Fernando Báez Sosa aseguró que “lo que le hicieron nos arruinó la vida y estoy agradecida con ustedes. Mi vida no es fácil, desde que perdimos a nuestro hijo. Todo se vino abajo. Era nuestro sostén y nuestra lucha va a seguir adelante” .

 

Conmovida por el acompañamiento, resaltó: “amaba a su novia, eran felices, cuando venía a casa jugaban. Llegué a pensar que parecen hermanos, eran felices y les arruinaron la vida a esta chica que lo amaba y tenían un proyecto juntos. Querían llegar a ser abogados”.

Y recordó: “encontré una nota donde decía que en el día de mañana sería un profesional que me llevaría a conocer el mundo y todo eso quedó atrás y él nos va a dar esa luz para tener fuerza y estar con ustedes. Mi vida no es fácil”.

Marcha a un mes del crimen de Fernando Báez Sosa.
Multitudinaria marcha para pedir justicia por Fernando Báez Sosa.

 

A su vez, la mamá de Fernando Báez Sosa aseguró: “no estoy bien, pero al verlos a todos me da una energia para seguir luchando por mi hijo” y resaltó que su hijo “amaba la vida, gracias a ustedes por acompañarnos. Quiero justicia por mi hijo”.

“Era mi vida, mi amor y yo le decía que era mi bebé,no saben lo que lo extraño cuando me decía chau mami y yo le decía chau papi. Todo eso se acabó pero quiero justicia por mi hijo” , recordó entre lágrimas Graciela Sosa, quien afirmó: “levanto mis manos con orgullo, mi hijo era un chico decente”.

Tras sus palabras, la mamá de Fernando Báez Sosa se mostró muy conmovida y debió sentarse durante el resto del acto debido a que minutos previos de subir al escenario se había desmayado. Luego, se llevó a cabo una breve oración en homenaje al joven asesinado en Villa Gesell.