“Donar es vida”, dice la pigüense que estudia en Bahía y puede salvar a una chica en Finlandia

La receptora tiene 19 años y tiene leucemia.

Una chica de Pigüé, que hace 4 años fue donante de médula ósea, contó en las últimas horas “una linda historia” que tuvo gran repercusión en las redes sociales.

Natalia Roth es “100% compatible” con una chica de 19 años que vive en Finlandia y tiene leucemia.

“Estoy muy movilizada y contenta. No tuve la necesidad de exponerlo tanto, pero cuando leí el correo y vi que es una chica de 19 años sentí que tenía que concientizar sobre esto”, le dije esta mañana a  La Nueva.

Y agregó: “Me vi yo a los 19 años con una vida por delante, pensé en todo lo que viví desde los 19 hasta ahora que tengo 25 y supe que si no ayudo a esta chica quizás no tenga la posibilidad de vivir”.

Natalia también contó que ayer se comunicó con ella mamás que tienen a sus hijos enfermos y hace años esperan un trasplante. Y quiso dejar un mensaje a toda la comunidad: “Me gustaría decirles que se animen, que consulten, que se informen y que no tengan miedo que no es nada invasivo. Donar es dar vida y donar médula ósea estamos donando vida en vida”.

Natalia 💚 @NatiiRoth

Vengo a contarles una linda historia con la intención de que muchos de ustedes despues de leerla tomen una decisión parecida a la mia 🙏🙏

En el año 2015 tome la decision de anotarme como donante de medula osea. Despues de 4 años, el 8 de Agosto de este año me llaman (+)

1.683 personas están hablando de esto

La noticia de la compatibilidad es reciente, pero la historia comenzó hace cuatro años.

“Me registré en 2015 como donante. Para eso fui al Hospital Municipal de Bahía Blanca y a los 6 meses más o menos ya figuraba en el registro de donante”, señaló Natalia.

   Y añadió: “En agosto de este año se comunicaron conmigo para decirme que estaba la posibilidad de ser donante de una persona en Finlandia y que querían repetir análisis pero esta vez los querían realizar allá porque podían hacerlos con mayor complejidad. Accedí, me tomaron una muestra de sangre nuevamente en el Municipal y la enviaron”.

Natalia contó que después de 78 días la llamaron de INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) para informarle que estaban los resultados y era “100 % compatible”. Le preguntaron si quería seguir adelante con el proceso y no lo dudó: así coordinaron una fecha para el chequeo médico en Buenos Aires y otra para hacer efectiva la donación, también en Buenos Aires.

“Hasta ese momento yo solo sabía que era una persona de Finlandia. Corto el teléfono y al rato me mandan un mail con el recordatorio de las fechas y solicitando unos datos; ahí me dicen que es una chica de 19 años y qué patología tiene, es todo lo que sé”, relató la pigüense que vive en Bahía y está por terminar la carrera de Bioquímica.

La joven viajará el 10 de diciembre para hacer el chequeo médico y volverá a hacerlo el 8 de enero para donar: “INCUCAI se hace cargo de todo”.

Natalia aún no sabe si después de un tiempo tendrá la posibilidad de conocer a la chica de Finlandia y tampoco piensa en eso: “Me alcanza con saber que el trasplante le funcionó”.

Según datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, tres de cada cuatro pacientes no tienen donante compatible en su familia y necesitan un donante. En el sitio web argentina.gob.ar/donar-medula se detallan algunos requisitos para ser donante, explicados a continuación.

¿Quién puede inscribirse como donante?

Todas las personas de 18 a 55 años que gocen de buena salud.

¿Qué se necesita?

-Documento Nacional de Identidad, Cédula de Identidad, Libreta de Enrolamiento o Pasaporte.

-Gozar de buena salud, pesar más de 50 kilos y no tener antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas.

¿Cómo y dónde donar?

Los interesados deben inscribirse como donante voluntario de células progenitoras hematopoyéticas (CPH), conocidas como células de la médula ósea.

Para realizarlo, tienen que donar sangre normalmente en un centro asociado al Registro.

De esa sangre se extrae una pequeña muestra que se analiza genéticamente. El resto de la sangre se utiliza en pacientes que la necesitan para tratamientos y cirugías.

Los datos genéticos ingresan a la base de datos y quedan a disposición para ser comparados con los de los pacientes que necesitan un trasplante.

Vale destacar que la inscripción se hace en los centros de donación habilitados en los Servicios de Hemoterapia de los Hospitales y Bancos de Sangre de todo el país. También se puede realizar en colecciones de recortes que cada mes se organizan para facilitar la donación de sangre y médula ósea.