¿DESVÍO DE FONDOS?Centros de jubilados “fantasma” desataron la polémica en Hurlingham

Tras conocerse un informe realizado por el programa Periodismo Para Todos (PPT), la diputada nacional Graciela Ocaña realizó una denuncia que dejó al gobierno local en el ojo de la tormenta. ¿Qué pasó?

De acuerdo a lo expuesto anoche, el PAMI habría desviado fondos al municipio del conurbano para financiar militancia en favor de Martín Rodríguez, Subdirector Ejecutivo del organismo y pareja de su jefa, Luana Volnovich.

Se trata de un desvío de entre 40 y 50 millones de pesos, dirigido a presuntos centros de afiliados y actividades destinadas al esparcimiento de adultos mayores durante la pandemia.

La legisladora Graciela Ocaña fue quien agitó el avispero este mediodía, al advertir que el gasto más grave “fue el giro de casi 20 millones de pesos para la constitución de dos centros de jubilados que, como publicó el programa de Jorge Lanata, no existen. En ambos casos la irregularidad se agrava no sólo por el hecho de que el PAMI le gire plata a un municipio, sino que, además, el dinero fue asignado antes de que los lugares fueran creados”.

La investigación periodística, de la que se valió Ocaña para denunciar, muestra que ninguno de los dos centros funciona. El Centro de Jubilados y Pensionados “San Javier”, de acuerdo al acta constitutiva y a la carta de cesión del inmueble por parte de la propietaria que “donaba” el lugar para el proyecto, figura en una dirección que no existe: para este espacio se giraron 6 millones y medio de pesos.

Algo parecido sucede con el Centro de Jubilados y Pensionados “Güemes”. En este caso, la dirección existe, pero dentro del lugar no funciona nada que se asemeje a un centro de jubilados.

Allí vive la propietaria del lugar, cuya firma figura de igual forma en el acta de constitución y en la carta de cesión del inmueble, y quien no pudo contestar si allí funcionaba el Centro Güemes y qué había sucedido con el dinero destinado para el lugar.

Rodríguez, quien además preside el cuerpo deliberante hurlinghense, rápidamente salió a desmentir las acusaciones. A través de sus redes, aseguró que se trata de «una fake news de poca monta»; y adjuntó documentación pública que certifica la existencia de los centros. «PAMI no reconoce per se a los centros de jubilados. Sólo un Estado provincial o municipal puede hacerlo», explicó.

LA PALABRA DE LA OPOSICIÓN

En diálogo con La Tecla, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Juan Manuel Lorenzo, señaló: «Esto es parte de una feroz interna en el oficialismo, como pasa a nivel nacional entre la vicepresidenta y el Presidente. En Hurlingham hay una puja entre lo que quedó del zabaletismo y La Cámpora, que gobierna ahora. En medio de eso los vecinos de somos rehenes de decisiones políticas».

En esta línea, señaló que «hay 35 mil afiliados que hace dos años no tienen dónde atenderse, porque ellos cerraron la clínica que estaba vigente» y que según Rodríguez «no cumplía con los requisitos básicos».

«Hoy un centro de jubilados es una institución que debe contar con un balance, personería jurídica, asambleas de simposios; al igual que un club de barrio o sociedad de fomento. PAMI destinó 2 millones de pesos a un centro de jubilados que está avalado por una firma, y aparece en el garage de una casa donde nadie sabe de qué manera se cuidaba gente ahí», criticó.

Asimismo, Lorenzo adelantó que realizarán pedidos de informe en la próxima sesión del cuerpo, a celebrarse a fines de mes, en pos de solicitar transparencia.