Desde Grecia, Ayelen Paleo afirma: “En el sexo, los argentinos son mejores que los europeos”

Fue una de las figuras que más ruido hicieron en el espectáculo apenas empezó a dar sus primeros pasos como vedette. Desde el primer día supo y entendió por dónde iba el camino al éxito y lo recorrió en puntas de pie. Sin embargo, en la cresta de la ola, Ayelén Paleo (27) pegó el portazo.

Se mudó a Miami con quien en ese momento era su novio, en busca de una mejor calidad de vida. Más allá de esto, las ganas de recuperar su lugar y demostrar su talento hicieron que el verano pasado volviera al teatro de la mano de Omar Suárez. La temporada que viene la obra se instalará en Carlos Paz, y antes de comenzar con los ensayos, Aye se fue de vacaciones con sus amigas. Pasó por Barcelona, luego se fue a Grecia, a Mykonos y Santorini, y ahora está en Ibiza.

–¿Estás de novia?
–No, me separé en marzo y ahora estoy sola. Por el momento, disfrutando, esperando que llegue la persona indicada.

–¿Cómo se te conquista?
–Siendo simpático y haciéndome reír. Me gusta que tenga buena onda, que me sepa cuidar y entender mi trabajo… y fin, estoy esperando a mi hombre perfecto. Por supuesto que me tiene que cuidar y querer, y no te digo más cualidades porque lo que sigue no lo vas a poder publicar (risas).

–¿Hay lugar para el sexo o si no estás de novia, no?
–Sí, obvio que hay lugar para el sexo.

–¿Preferís al europeo o al argentino?
–Son distintos, eso te lo puedo asegurar. Me quedo con el argentino por su forma de ser y de encarar. El europeo también tiene lo suyo, pero si es uno o el otro… ¡el argentino siempre!

–¿Cómo hacés para cuidarte físicamente?
–Ahora en vacaciones estoy un poco más relajada, pero de todas maneras no dejo de entrenar. Todos los días me tomo un ratito para hacer algo, pero sin tanta rigurosidad. Encima me encanta comer y disfrutar de cenas con amigos, tomando algo, pero bueno, hay que cuidarse.

–Volviste al teatro el verano pasado, ¿qué te espera para la temporada que viene?
–Nos vamos para Carlos Paz con la revista de Omar Suárez. Es una plaza en la que nunca había estado y me tiene entusiasmada poder ser parte el próximo verano.

–¿Volviste para recuperar tu lugar como vedette?
–Sin dudas. Tengo cosas que otras que dicen ser vedettes no tienen. Anotá: actitud, talento, despliegue arriba del escenario, soy querida por la gente, el público respeta mi trabajo. Como vedette soy muy completa, mi historial lo demuestra.

–¿Estás al tanto de la salud de Santiago Bal?
–Sé que estaba mal, pero no mucho más. Es un tema del que no quiero hablar, ojalá se mejore. No estoy muy al tanto de la farándula argentina en estos momentos, por eso no sé y no tengo mucho más para decir.

FUENTE; Paparazzi