Desabastecimiento de gasoil: otra preocupación para el campo

Entidades bonaerenses del agro denunciaron faltantes de combustible. Aseguran estar “monitoreando la situación”, pero están en alerta por la carencia de un insumo básico, frente a la cosecha esperada por los productores.

El faltante de gasoil en las estaciones de servicio puso en alerta a las entidades agropecuarias de la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con La Tecla, el presidente de Carbap, Horacio Salaverry, afirmó que están “monitoreando el tema”, pero tienen “preocupación, porque ni siquiera arrancó la cosecha”.

“La situación es más compleja en el gasoil común. Hay puntos en los que hay faltantes. Algunos comentan que los precios de los mayoristas de combustible son mayores que los del surtidor. Entones el consumidor va más a la estación de servicio que al mayorista, entonces genera cierto problema”, explicó.

En el mismo sentido, Elbio Laucirica, vicepresidente de Coninagro, expresó que les “preocupa mucho” ya que hay una “cosecha por delante” y están “en un momento crítico del proceso productivo”.

Según explicó Salaverry, están en contacto con las entidades agrarias de distintas regiones “tratando de buscar que las empresas estén garantizando el combustible”.

“Estamos charlando con las (sociedades) rurales y de CARBAP qué tipo de garantías que puedan dar hacia delante. Hoy hay inconvenientes en el que vas a cargar a la mañana y te dicen que vayas a la tarde”

Y graficó: “Pero cuando empiezan a correr estos rumores la gente comienza a salir a comprar para garantizarse combustible cualquier manera”.

A través de sus redes sociales, el titular de la Sociedad Rural, Nicolás Pino, reclamó que no se puede «encarar una cosecha con problemas de abastecimiento de este insumo clave».

«Del combustible se desprende un desarrollo económico muy grande que genera divisas para una macroeconomía desestabilizada. Lo mismo les toca vivir a otros sectores, como el transporte», cerró.

Cuadro de situación

A principios de la semana, se empezaron a registrar faltantes de gasoil en municipios del interior de la provincia de Buenos Aires. A raíz de esto, estaciones de servicio comenzaron a imponer cupos para cargar.

Entre los motivos esgrimidos es que el gasoil que se produce en Argentina no es suficiente para el abastecimiento interno. Para suplir el desabastecimiento, las petroleras se ven obligadas comprar en el exterior. Los precios internacionales se dispararon a raíz de la guerra entre Ucrania y Rusia, siendo este último país uno de los mayores productores de combustibles.

El conflicto bélico puede ser una oportunidad para exportaciones argentinas, como el trigo y el maíz. Sin embargo, estas cosechas, más la de la soja, se ven perjudicadas por el faltante de un insumo básico para el transporte y maquinaria.

Por último, cabe recordar que el posible ingreso de dólares de la venta de productos primarios es vista con atención por el Gobierno nacional, en el marco de los pagos que debe cumplir con el Fondo Monetario Internacional.

FUENTE: LA TECLA