Declaró la madre de Facundo Astudillo: “Tu pibe tiene 22 años, a qué venís a joder acá”

Según Cristina Castro, fue lo que le dijo la policía cuando fue a radicar la denuncia por la desaparición de su hijo.

Cristina Castro (42) brindó su testimonio durante poco más de cuatro horas ante el equipo fiscal que investiga la desaparición forzada de su hijo Facundo Astudillo (22). Esta es la primera vez que la mujer realizó una exposición ante la Justicia federal, en la que habló de la relación con él y su estado de ánimo antes de iniciar el viaje trunco a Bahía Blanca. También fundamentó sus sospechas sobre miembros de la Policía Bonaerense y detalló sus cuestionamientos a la actuación del fiscal Santiago Ulpiano Martínez.

Desde Pedro Luro, donde el 5 de junio, en la comisaría del lugar, denunció la desaparición de su hijo, la mujer declaró ante los fiscales. Había concurrido dos veces antes a hacer la denuncia, pero no quisieron recibírsela. “Tu pibe tiene 22 años, así que a qué venís a joder acá”, expresó Cristina que le dieron como respuesta en la seccional el primer día que concurrió, según publicó esta tarde el diario Clarín.

Dijo que al día siguiente volvió a intentar y recién en la tercera oportunidad logró que le atendieran su declaración para abrir una causa. El expediente fue derivado como “averiguación de paradero” a la Ayudantía Fiscal de Médanos, donde quedó a cargo de Ariel García Dimas, para quien también la mamá de Facundo tuvo críticas por su actuación.

Cristina repasó las circunstancias que vivió el 18 de junio, cuando la Policía realizó el primer rastrillaje en la ruta 3 para buscar a Facundo. “Recordó cómo la Policía evitó en todo momento que se rastrillara dentro de Mayor Buratovich. También cómo le habían escondido durante 45 días los últimos dos contactos que tuvo Facundo”, dijo una fuente que participó de la audiencia.

Fue ese día, en una reunión previa al rastrillaje que se hizo en la comisaría de Pedro Luro, que la mujer supo que la agente Siomara Flores había declarado que llevó a su hijo desde el acceso a Mayor Buratovich hasta Teniente Origone, en el auto de su padrastro. Además, conoció una primera versión del oficial Alberto González, sobre el encuentro que había mantenido con Facundo, en las afueras del segundo pueblo.

Mencionó además que en aquellos días, efectivos de la Policía que iban a la estación de servicio del acceso a Pedro Luro donde trabaja comentaban a viva voz que “estaban dilapidando recursos para buscar a un pendejo de mierda”.

En ese contexto, recordó cómo miembros de la fuerza de seguridad solían hostigar y golpear a Facundo y sus compañeros de Semillero Cultural, grupo que funcionó hasta 2016, cuando fue desactivado por el actual gobierno municipal de Villarino.

En otro tramo de su extensa declaración, Cristina Castro volvió a cuestionar la gestión del fiscal Martínez, como había realizado hace dos semanas ante la Procuración General de la Nación. Comentó su malestar con respecto a que novedades de la causa, como la aparición de la testigo E.R. se conociera por la prensa antes de que ella supiera y reiteró que una empleada de la fiscalía, le sugirió, en una oficina del edificio, que cambiara de abogados.