COVID-19: prevén vacunar la semana próxima a todos los menores de 12 a 17 años con factores de riesgo

Son 3.990, de los cuales 1.648 corresponden a Bahía Blanca y 2.342 a los otros distritos de Región Sanitaria I. En adultos, estiman, el 85% al 90% ya fue vacunado con al menos una dosis. Se abre el debate: ¿qué medidas tomar con quienes no se vacunen?

Región Sanitaria I desplegará a partir de mañana un operativo específico para los chicos de 12 a 17 años de edad, con el objetivo de que todos aquellos que integren grupos de riesgo tengan aplicada la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 durante el curso de esta misma semana.

En rigor, la campaña de inmunización de menores comenzó esta semana, pero se vio entremezclada con la de aplicación de segundas dosis, uno de los objetivos trazados por los gobiernos nacional y provincial para este mes.

“Por eso diseñamos un operativo específico para los chicos que se desarrollará en el vacunatorio de calle Almafuerte al 600, en Bahía Blanca, y en los que tengan en marcha el resto de los distritos de Región Sanitaria I (RS I)”, indicó el titular del organismo provincial, Maximiliano Núñez Fariña.

En Bahía Blanca se anotaron para vacunarse 1.648 adolescentes con factores de riesgo. Algunos ya recibieron la primera dosis, pero la gran mayoría -unos 1.200- recibieron turno para recibir la aplicación entre mañana y el miércoles.

En los otros 14 distritos de RS I, en total, se anotaron 2.342 menores con factores de riesgo.

“Son 3.990 chicos que esperamos tener vacunados para el fin de la semana que viene”, indicó el funcionario.

Para el resto de los menores que se anotaron hasta el momento (9.626 en Bahía Blanca y 12.503 en el resto de la región) aún no hay fecha de vacunación prevista, aunque se descarta que comenzará una vez que estén inmunizados aquellos con factores de riesgo.

Impacto positivo

Núñez Fariña estimó que en el ámbito de Región Sanitaria I ya ha sido vacunado entre el 85% y 90% de los adultos, lo que -enfatizó- “empieza a mostrar resultados positivos en distintos indicadores, como las internaciones en los hospitales”.

El funcionario reveló que en los dos hospitales públicos de Bahía Blanca aún hay un nivel muy elevado de pacientes con COVID-19 internados, aunque la situación está más distendida en algunos efectores privados y centros de salud de la región.

Esta semana Bahía Blanca registró el menor porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva de los últimos tres meses: 53,2%. Tres Arroyos, por su parte, tiene un nivel de ocupación que fluctúa entre el 40% y el 50%, mientras que Pringles va del 20% al 50%, por citar algunos. Y no todos son pacientes con coronavirus.

Otros distritos, como Puan y Monte Hermoso, no tuvieron pacientes internados con COVID-19 durante gran parte de esta semana.

“Llevamos dos semanas sin ningún internado grave o moderado por este virus, lo que sin dudas es un logro conseguido por la vacunación”, contó a La Nueva. el secretario de Salud montehermoseño, Jorge Busca.

Núñez Fariña coincidió con él. “Hoy tenemos en la zona un amesetamiento de los contagios a un nivel alto (entre 1.800 y 2.000 casos semanales), pero las internaciones, en general, están decayendo, al igual que el número de víctimas fatales. Esto es pura y exclusivamente fruto de la vacunación”, subrayó.

“Además, en los consultorios externos de los hospitales ya no se ven tantas consultas sobre problemas en las vías respiratorias”, añadió.

En el ámbito de RSI se aplicaron hasta ahora más de 589 mil dosis, de las cuales 434.149 correspondieron al primer componente y 155.107 al segundo.

Si se considera una población estimada total del orden de las 680 mil personas, se puede inferir que el 63,8% ya recibió al menos una dosis y el 22,8% completó el esquema de inmunización.

Tres distritos de la zona ya superaron el 70% de cobertura con primera dosis: Adolfo Gonzales Chaves (72,8%), Tres Arroyos (71,1%) y Coronel Dorrego (70,7%). Del resto, 10 superaron el 60%, mientras que Coronel Rosales llegó al 57,6% y, Villarino, al 45,9%.

En cuanto a las segundas dosis, ya superaron el 30% de cobertura, respecto de su población total, los distritos de Gonzales Chaves (33%), Puan (34,2%) y Coronel Dorrego (32,5%).

Otros 10, en tanto, fluctúan entre 20,7% y 29,7%, mientras que Coronel Rosales y Villarino rondan, en ambos casos, el 17%.

Hasta el momento el mes con mayor cantidad de dosis aplicadas fue julio. Fueron 136.450 del primer componente (unas 4.402 diarias, en promedio) y 57.180 del segundo (1.845 por jornada).

Todo indica que durante agosto se mantendrá este ritmo de aplicaciones, aunque con las segundas dosis como prioridad. De hecho, en los primeros seis días del mes se aplicaron 26.401 inyecciones del segundo componente (unas 4.400 por día), contra 13.264 del primero (2.211).

De continuar así, el mes culminará con una cobertura general del 73,5% con la primera dosis y del 41,5% con la segunda en los 15 distritos de Región Sanitaria I.

“Para cumplir este objetivo, claro, es clave que las personas acepten la combinación de vacunas. Por estas horas se emitirán unos 400 mil turnos en toda la provincia, y esperamos que la gente se sume para cerrar el ciclo”, señaló Núñez Fariña.

“Está demostrado que la combinación de determinadas vacunas genera igual o más inmunidad que si se utilizan dosis del mismo laboratorio, así que no hay que tener miedo ni dejarse llevar por la falsa información. ¿O acaso cuando uno va a darse otras vacunas que demandan dos o más dosis anda fijándose la marca del laboratorio?”, añadió.

El funcionario enfatizó que en los turnos se aclarará a las personas que se les aplicará una segunda dosis de otra vacuna.

“Yo les recomiendo que no tengan temor y completen el ciclo. Se espera que la variante Delta llegue de un momento a otro, y es mucho mejor enfrentarla con las dos dosis”, remarcó.

El debate que viene: ¿Qué postura tomar con quienes no se vacunen?

A medida que avanza la campaña de vacunación contra el COVID-19, se extenderá un debate que ya se empieza a observar tanto en ámbitos públicos como privados: ¿qué postura se tomará en el futuro, cuando una amplia mayoría de la población se encuentre vacunada con las dos dosis, con respecto a aquellos que no se vacunen?

“En primera instancia, habrá que ir a buscarlos para informarlos o intentar convencerlos. Si es necesario, habrá que ir casa por casa”, enfatizó Núñez Fariña.

“Hoy ya estamos haciendo parte de ese trabajo con las postas itinerantes. Días atrás estuvimos en Cabildo, por ejemplo, y se vacunaron 300 personas que, de otra forma, no sé si se habrían vacunado”, añadió.

Para el titular de RS I, cada comuna deberá asegurarse de que el operativo llegue “a cada población, por más chica que sea”.

Más allá de esto, entre los secretarios de Salud de la zona hay diversas opiniones sobre las estrategias a desarrollar una vez que estén vacunados todos los que deseen recibir las dosis.

Uno de los que tiró la primera piedra, en ese sentido, fue Monte Hermoso. El distrito costero sorteará mañana un auto cero kilómetro entre todos los que hayan decidido vacunarse antes del 31 de julio. El acto -ante escribano- será a las 11, y se transmitirá a través de las redes sociales de la comuna.

“Logramos incentivar para que se sumen a la vacunación a unas 1.000 personas, que para nosotros es un número importante. Fue una estrategia que dio resultados para atraer a la gente que no se había anotado”, dijo.

Busca sostuvo que están quedando sin vacunar “los que no quieren”.

“Cada vez hay menos antivacunas. Colegas me refieren que todos los días reciben adultos mayores, lo que da la pauta de que son personas que no se habían vacunado y ahora se convencieron de hacerlo”, dijo.

El secretario de Salud de Coronel Suárez, Fernando Migliavaca, dijo que por el momento lo único que se puede hacer es “informar y fomentar la vacunación”.

“Lo que hemos planeado es incentivar la vacunación con acciones como la itinerancia, con el vacunatorio móvil por los pueblos del distrito, y recorrer los barrios con alguna estrategia casa por casa”, detalló.

El subsecretario de esa cartera, Rodrigo Gasteneguy, recordó que la vacuna “sigue siendo optativa por la fase de investigación en la que se encuentra”.

“Lo que hay que hacer es informar a la gente que disminuye las formas graves de la enfermedad, la internación y la mortalidad”, dijo.

En cuanto a la posibilidad de aplicar restricciones a quienes no se vacunen, las opiniones son variadas.

Santiago Braguero, director del Hospital Municipal de Coronel Dorrego, se mostró favorable a “otorgar incentivos y llevar adelante campañas” para vacunar a la población, pero no restricciones.

“La vacuna no puede ser obligatoria aún porque no llegó a su fase final de su desarrollo, por lo cual lo único que nos queda, y con eso sí coincido, es premiar a los que voluntariamente se la apliquen con algún tipo de beneficio”, propuso.

El doctor Esteban Berruet, secretario de Salud de Coronel Pringles, reconoció por su parte que en algún momento “habrá que aplicar algún tipo de requisito de vacunación” para permitir el ingreso a eventos masivos o con altos niveles de concurrencia.

“Ya lo estamos viendo por estos días. Una de las últimas resoluciones de la Provincia, de hecho, admite una ampliación de aforos en locales comerciales para personas que están vacunadas”, recordó.

El doctor Jorge Busca, de Monte Hermoso, se mostró favorable a aplicar restricciones a quienes no se vacunen dentro de un plazo prudencial.

“Creo en el libre albedrío, pero tiene que haber límites cuando está en juego la salud pública. Eso sí: si hay restricciones, las debe decidir el poder central, y no los municipios o las provincias”, aclaró.

Núñez Fariña opinó que «en lo personal, no vería mal” que haya restricciones para los que no se vacunen.

“En un lugar cerrado, con muchas personas, un no-vacunado puede ser un factor de contagio importante”, recordó.