Corazón lleno: las tapitas que viajan desde Coronel Suárez hacia Hospital de niños de La Plata

La agrupación solidaria Milla Cura organizó la campaña de recolección de tapitas por tercera vez. Recibió el apoyo de la comunidad, especialmente del Jardín 913, que donó lo recaudado en el corazón de metal que la institución tiene para colaborar con el ambiente y otras nobles causas.

Es el tercer año que la Fundación Milla Cura de Coronel Suárez, sin fines de lucro, realiza la campaña de recolección de tapitas plásticas y peluches para donar a la Fundación Sor María Ludovica del Hospital de Niños de la ciudad de La Plata.

Los fondos que juntan desde la Fundación se invierten en mantenimiento del hospital para dar más confort a los pequeños que realizan allí sus tratamientos médicos.

 En esta última campaña, el Jardín 913, que cuenta con la estructura metálica de un corazón recolector de tapitas, proporcionó a la agrupación Milla Cura todo lo que la gente fue depositando en él.

Jóvenes integrantes de la agrupación ayudaron a cargar las cajas que en breve serán trasladadas a la capital porteña.

«Milla Curá es un espacio en el que los jóvenes tienen la posibilidad de llevar adelante proyectos basados en la solidaridad y la empatía. Quiero aclarar que no tiene banderas políticas ni religiosas”, dijo Darío Gómez, uno de los guías y referentes de Milla Cura.

«Estamos muy contentos porque el apoyo de la comunidad fue enorme. Era conmovedor ver a los chiquitos venir a casa o a la agrupación con sus tapitas en la mano», expresó.

Los peluches son para que los niños tengan con qué jugar o entretenerse en su estadía en el hospital.

En mapuche, Milla Cura significa Piedra de Oro. La piedra, en este caso, es la sociedad en pos de la cual deben trabajar los adultos, para mejorarla; y lo que brilla, el oro, son los valores como la solidaridad, el compañerismo y todo lo que sea para ayuda y beneficio de la comunidad.

FUENTE: LA NUEVA