Argentina mejoró en el ranking de percepción de corrupción en los últimos cuatro años

En el relevamiento que realiza Transparencia Internacional, el país subió 19 lugares y trepó al puesto 66 sobre los 180 países incluidos en la muestra.

Argentina mejoró en el ranking de percepción de corrupción en los últimos cuatro años

Transparency Internacional publicó su Índice de Percepción de Corrupción (IPC) 2019. Allí se observa un avance de la Argentina con respecto al año pasado, lo que consolida la tendencia que se ve desde 2015.

El índice califica a 180 países en función de sus niveles percibidos de corrupción en el sector público. Se realizan 13 evaluaciones a expertos y encuestas a empresarios. A partir de allí se utiliza una escala que va de 0 (máximo nivel de corrupción) a 100 (sin corrupción).

La Argentina obtuvo 45 puntos en el reciente índice, por lo que se ubicó en el puesto 66 entre todos los países. El año pasado, con 40 puntos, se había ubicado en el puesto 85. Está apenas por encima del promedio global, que es de 43 puntos.

En los últimos años se puede ver una mejora en la percepción de corrupción de la Argentina. Entre 2012 y 2015 se pasó del puesto 102 al 107 del total, con 32 puntos. A partir de allí se subió a 36 puntos en 2016, 39 en 2017, 40 en 2018 y 45 en el último relevamiento, de 2019. De esta forma, en cuatro años se subió del puesto 107 al 66 en el concierto internacional.

A nivel global, el primer lugar es compartido por Dinamarca y Nueva Zelanda, con 87 puntos. Completa el podio Finlandia, con 86, y lo siguen Singapur, Suecia y Suiza, con 85. De los primeros 10 lugares, ocho corresponden a países europeos, que es la región que obtuvo mejores indicadores.

Entre 2012 y 2015 se pasó del puesto 102 al 107 del total, con 32 puntos. A partir de allí se subió a 36 puntos en 2016, 39 en 2017, 40 en 2018 y 45 en el último relevamiento, de 2019. De esta forma, en cuatro años se subió del puesto 107 al 66 en el concierto internacional.

En la parte más baja del listado aparece Somalía, que obtuvo solo 9 puntos sobre 100. Lo sigue Sudán del Sur, el país más joven de todos, independizado en 2011. En el puesto 178 sobre 180 aparece Siria y por encima Yemen, ambos países de Medio Oriente. Y en el quinto peor lugar aparece un país americano: Venezuela.

En cuanto a la situación regional, la Argentina también se encuentra levemente por encima del promedio. Se encuentra en el puesto 13 de los 32 países incluidos en la muestra de América.

Encabeza este listado Canadá, con 77 puntos. Sin embargo, el más septentrional de los países americanos cayó cuatro puntos con respecto al año pasado. En segundo lugar está Uruguay y tercero aparece Estados Unidos. A contramano, los tres peores países americanos son Venezuela, Haití y Nicaragua, que llegó a los 22 puntos.

Los resultados obtenidos a nivel global muestran cierto estancamiento de los resultados, especialmente entre los países más desarrollados. De hecho, cuatro de los países del G7 empeoraron sus números (Canadá, Francia, Reino Unido y Estados Unidos), dos se estancaron (Alemania y Japón) y uno solo mejoró, Italia, aunque solo un punto.

“La frustración por la corrupción gubernamental y la falta de confianza en las instituciones refleja la necesidad de una mayor integridad política”, sostiene la argentina Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparency International.

En esa línea, agrega que “los gobiernos deben afrontar urgentemente el rol corruptor de los grandes capitales en la financiación de los partidos políticos y la influencia indebida que se ejerce en nuestros sistemas políticos”.

FUENTE: EL CRONISTA