Apareció Nélida Sérpico, la mujer que buscó siete años al asesino de su hijo y lo mandó a la cárcel

Había sido vista por última vez el pasado 27 de octubre. La encontraron cerca del Hospital Ramos Mejía.

BÚSQUEDA. Nélida Sérpico desapareció hace un mes.

La denuncia se presentó el último viernes pero en realidad no se sabe nada de Nélida Fátima Sérpico desde el 27 de octubre, cuando salió de su casa en el barrio porteño Flores para ir a votar. No es la primera vez que ella es noticia. Durante siete años buscó por los pasillos de la Villa 1-11-14 al asesino de su hijo y logró que se hiciera justicia.

El 22 de diciembre de 2005 el menor de sus cuatro hijos, Octavio, fue asesinado de un disparo en el cuello. El asesino, Facundo Emanuel Caimo, también le disparó a un amigo que iba con él pero el chico sobrevivió y pudo decirle su nombre a Nélida en la cama de un hospital. En ese momento empezó su lucha.

La mujer se dedicó a buscar a Caimo y para eso se hizo pasar por drogadicta, se sacó dos dientes y se cambió el color de pelo. Así, camuflada, recorrió el asentamiento del Bajo Flores sin que su familia lo supiera durante años y una noche lo encontró.

El hijo menor de Nélida fue asesinado de un disparo en el cuello.

Nélida llamó a la policía en ese mismo momento y no se movió hasta ver a los gendarmes darle la voz de alto a Caimo, tirarlo al piso y esposarlo. También estuvo ahí cuando el 7 de agosto de agosto de 2014 el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 lo condenó a 15 años de cárcel.

Caimo todavía está preso y Nélida se convirtó en un ejemplo de lucha incansable. Pero también en el blanco de amenazas, a pesar del paso de los años. Ahora no está y con cada hora que pasa sin noticias suyas crece el misterio y también la preocupación.

La causa fue caratulada como averiguación de ilícito y quedó a cargo del fiscal Marcelo Ruilópez y su equipo y el Juzgado N°43, con el doctor Pablo García de la Torre.