Alberto intervino la exSIDE y puso a la titular de la agrupación K Justicia Legítima como jefa

La intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), por un plazo de 180 días, y la designación de la fiscal Cristina Caamaño Iglesias Paiz al frente de organismo quedaron oficializados con la publicación del decreto correspondiente en el Boletín Oficial, en el que se cuestiona el «notorio retroceso institucional» que hubo en ese organismo durante la gestión de Mauricio Macri, utilizando al organismo «por fuera de los objetivos legítimos que toda actividad de inteligencia debe poseer en el marco del estado constitucional de Derecho».

Caamaño supo ser titular de Justicia Legítima, la agrupación ultra K que se dedicó a intentar cooptar la justicia argentina.

Baste recordar que es la misma que se mofó de la marcha de los fiscales del 18 de febrero de 2015, luego de la extraña muerte de Alberto Nisman. Dijo que era «una puesta en escena para victimizarse, no sabemos muy bien de qué». Además señaló que «los fiscales que convocan están operando políticamente».

Caamaño es la segunda funcionaria que logra “colocar” Horacio Verbitsky, a quien esta reporta, al igual que Nilda Garré, con quien trabajó en su momento en el Ministerio de Seguridad.

Durante el gobierno de Cristina, Caamaño estuvo al mando de la oficina conocida como OJOTA (Sistema de Observaciones Judiciales) y le cedió las intercepciones telefónicas judiciales al periodista que hoy comanda el blog El Cohete a la Luna.

Ahora tendrá acceso al archivo más completo de los ciudadanos argentinos, donde aparecen incluso cuestiones confidenciales. La pregunta es obvia: ¿Será para mejorar las cosas o para amedrentar y “carpetear” a los enemigos del “modelo”?

La dejo picando… veremos en un tiempo.