A los 100 años, la Estrella de Saavedra se pintó las uñas para ir a votar

-¿Te acordás lo que es el voto secreto, no, mamá?- le preguntó Estela a Estrella Álvarez de Mastacho, de 100 años, minutos antes de llevarla a votar.

-¡Sí, claro! ¡Que no hay que cacarear…!

Se acordaba.

La centenaria mujer, oriunda de Saavedra, se pintó las uñas tres días antes de ir a las urnas y hasta fue a la peluquería.

Para ella, votar, es una fiesta cívica.

 Desde su nacimiento, el 12 de julio de 1919, vivió seis golpes de Estado en Argentina (en los años 30, 43, 55, 62, 66 y 76).

Durante unos 23 años -casi una cuarta parte de su vida- fue una ciudadana con los derechos cercenados por los regímenes militares, por lo que no pudo elegir a sus representantes a través del voto.

Hoy, aunque ya no tiene la obligación, quiso hacerlo.

Votó a las 15.30, en la Escuela Municipal Nº 1, mesa 733, orden 177, de Mar del Plata donde reside en la actualidad.

“Se acordaba todo el procedimiento y hasta donde tenía que firmar”, contó su hija Estela.

LA NUEVA