La Justicia detectó que los Kirchner reciben pagos en otras cuentas para evitar embargos

Cristina Kirchner tiene tres de sus hoteles intervenidos judicialmente, sus cuentas inhibidas y embargos millonarios. Pero ahora, la Justicia sospecha de una nueva maniobra para eludir las medidas cautelares impuestas: fondos de los hoteles La Aldea y Las Dunas se habrían dirigido a la cuenta personal de Carlos Sancho,el ex gobernador de Santa Cruz y socio de Máximo Kirchner en la inmobiliaria.

En función de algunas transferencias de dinero, el fiscal Gerardo Pollicita pidió la intervención de Organización Turística Sur SRL, la firma que administra el hotel Las Dunas y que depositó dinero en la cuenta de Sancho. A partir del mes pasado, “por mes, Sancho recibirá 9.000 dólares”, señaló una fuente judicial.

En la causa Hotesur SA (la empresa dueña del hotel Alto Calafate), el juez Julián Ercolini ordenó, por pedido de Pollicita, que todos los hoteles, sospechados por lavado de activos, queden intervenidos y con imposibilidad de modificar sus directorios. Cada movimientos financiero que realicen deberá contar con un dictamen de los veedores informantes de la AFIP.

El dato nuevo -y atrás del cual está la Justicia- son los movimientos de dinero recibidos por Sancho, también socio de Osvaldo Sanfelice. Fondos del hotel La Aldea -que es administrado por Idea SA, de Sanfelice- “fueron derivados a la cuenta personal” de Sancho “para eludir medidas judiciales”, consignó uno de los veedores de la inmobiliaria Los Sauces SA. Esta última firma, investigada por lavado por el juez Claudio Bonadio, es dueña de este hotel y está intervenida desde diciembre de 2016.

Sancho que junto a Sanfelice son hombres de confianza de los Kirchner, igual recibió depósitos por el alquiler de Las Dunas. El ex gobernador figura como representante del “Condominio Máximo y Florencia Kirchner”, creado en enero, un mes después de que Bonadio ordenó la intervención de Los Sauces SA.

Este condominio “recibiría los cobros por alquileres (que antes recibía Los Sauces SA), entre ellos del hotel Las Dunas”, consignó el fiscal. Era Idea SA quien gerenciaba los tres hoteles (Alto Calafate, La Aldea y Las Dunas) pero tiene medidas cautelares, por eso “intentaron sustraer de la órbita judicial la explotación del hotel Las Dunas, para seguir administrando el complejo hotelero sin la vigilancia y el control judicial”, dijo el fiscal.

El 30 de marzo y como representante del Condominio a nombre de los hijos de Cristina Kirchner, Sancho (ex director de Hotesur) firmó un contrato de locación con Organización Turística Sur SRL entregándole el manejo de Las Dunas. El contrato regía desde junio de este año hasta el 31 de mayo de 2020. La diputada Margarita Stolbizer (GEN) denunció la creación de esta empresa, sosteniendo que es para “eludir la intervención judicial”.

El problema fue que el Condominio que recibiría el pago por el alquiler de Las Dunas fue intervenido por Bonadio en mayo, bajo la misma sospecha: “que allí se derivan fondos de alquileres alcanzados por medidas cautelares”. Entonces, según Pollicita, Sancho comenzó a recibir en su cuenta personal el dinero por el manejo de Las Dunas.

Desde junio, recibirá 9.000 dólares más IVA por mes, por parte de Organización Turística, según el contrato, con un incremento anual de 3,5%. Esta información se presentó ante Bonadio en la causa Los Sauces y fue usada por Pollicita para ordenar elallanamiento e intervención de la firma.

Así, la familia Kirchner sacó de la administración de Las Dunas -el segundo hotel que más factura-, a Sanfelice, que tenía contrato hasta el 31 de octubre. Los dueños del hotel “insertaron una nueva estructura societaria” en referencia a Organización Turística, para manejar el hotel “utilizado para lavar dinero”, señaló el fiscal.

Los pagos que Organización Turística Sur debía realizar por alquilar Las Dunas “comenzaron a transferirse a una cuenta ajena al condominio, y se depositaron en la cuenta personal de Carlos Sancho” con el fin de “burlar la medida cautelar” que impuso la Justicia. El 7 de junio, la firma allanada e intervenida hace 48 horas, depositó $ 175.329 por el alquiler del hotel en la cuenta N° 087-014655/9, cuyo titular es el ex gobernador santacruceño.

FUENTE: CLARÍN

Comments

comments