El ISIS asesinó y colgó de postes a 145 habitantes de Mosul que intentaban

Los acusó de apóstatas por abandonar al Califato. Busca mantenerlos en el lugar para utilizarlos como escudos humanos.

Rodeado y acosado por el Ejército iraquí y las tropas kurdas, el ISIS sigue cometiendo actos desesperados en Mosúl, la ciudad del norte iraquí. Esta semana mató y colgó en postes de luz a 145 habitantes que intentaban huir de los combates.

Mohamed Ibrahim al Bayati, jefe del Comité de Seguridad de la provincia de Nínive, explicó que la gente quería huir posiciones dominadas por las fuerzas iraquíes. Pero los yihadistas los detuvieron y masacraron.

Los extremistas sunnitas acusaron a los pobladores de “apóstatas” por intentar abandonar “la tierra del Califato”, proclamado por el ISIS en una amplia franja que comprende territorio iraquí y sirio.

El ISIS asesinó y colgó de postes a 145 habitantes de Mosul que intentaban huir

Los habitantes de los barrios tomados por el yihadismo huye hacia zonas controladas por el Ejército iraquí. (AFP)

También se los acusó de facilitar información al “gobierno safaui (shiíta pro-iraní) espía de los cruzados (cristianos)”, en referencia a las fuerzas iraquíes. Luego los asesinaron y colgaron en los postes como ejemplo.

En estos días las fuerzas gubernamentales luchan para expulsar al ISIS de la parte occidental de la ciudad de Mosul, donde aún controlan algunos barrios, tras haber perdido el control de la parte oriental de la urbe, dividida en dos por el río Tigris.

En el marco de esa ofensiva, las fuerzas iraquíes recuperaron hoy el control Al Haramat, un importante y extenso barrio ubicado en la parte occidental de Mosul.

En el marco de estos combates murieron medio centenar de yihadistas. Además, el Ejército iraquí logró evacuar a miles de civiles que el grupo radical utilizaba como “escudos humanos”.

El ISIS asesinó y colgó de postes a 145 habitantes de Mosul que intentaban huir

Los enfrentamientos y los bombardeos convirtieron Mosul en un infierno. (AFP)

También en Siria los extremistas están perdiendo mucho terreno. Según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos (OSDH), las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dirigidas por kurdos y respaldadas por incursiones aéreas de la coalición encabezada por Estados Unidos, están avanzando en los alrededores de Raqqa, último bastión del ISIS.

El activista kurdo Mustafa Bali dijo que las FDS están avanzando rápidamente para alcanzar las orillas de Raqqa, pero que la batalla por la ciudad posiblemente tome tiempo.

La campaña para recuperar Raqqa pareció acelerarse después de la decisión del gobierno de Donald Trump a armar fuertemente a las fuerzas kurdas, dando un impulso a sus aliados en el terreno en su avance hacia la capital de facto del ISIS desde 2013.

FUENTE: CLARIN

Comments

comments